lunes, 31 de diciembre de 2012

(1973) La rebelión de las muertas

La rebelión de las muertas es una producción española de 1973 escrita y protagonizada por Paul Naschy -haciendo de nuevo varios papeles como en "El espanto surge de la tumba" del año anterior- y dirigida por Leon Klimovsky. En inglés se la conoce como "Vengeance of the zombies" y es una mezcla de vudú, satanismo, venganza y muertas vivientes.

En las escenas inciales presenciamos como unos ladrones de tumbas son asesinados por una muerta que vuelve a la vida por los ritos vudú de un enmascarado. A continuación la acción se centra en una especie de gurú de la India, un iluminado, un mesías. Precisamente una de sus seguidoras sufre el acoso de la muerta viviente de la que puede escapar, no así su padre. Afligida por el dolor, va a buscar ayuda espiritual en el gurú que se ha mudado a un pueblo rural a las afueras de Londres -donde se sitúa la acción-.

Mientras se desarrolla la visita, el asesino que luego levanta a las muertas quemando muñequitos de cera sigue con las suyas adornado con diferentes máscaras -es un cachondeo lo de las caretas-. Para lograr capturarlo, la policía pide ayuda a psiquiatra especialista en magia negra y que curiosamente es amigo de la seguidora del gurú que se fue de retiro.

Según nos cuenta, el sentido de todo este mosaico es que el hermano mayor del gurú fue quemado y deformado en la India por algunas familias inglesas y ahora ha vuelto a Londres para vengarse de esas personas con rollos místicos de por medio. Como vamos descubriendo, primero mata a las muchachas y luego las revive para que sean ellas mismas quien ejecuten la venganza contra sus familias.

A lo que vamos, que el malo enmascarado no es el gurú (Paul Naschy), sino el hermano mayor antagónico y vengativo (Paull Naschy) que no sale hasta bien pasada la película, y es que esas espaldas, por mucha máscara que se ponga, no se pueden disimular. Total, que el hermano mayor tiene como medio en trance al gurú que le ayuda involuntariamente en los ritos. Finalmente las muertas matan al gurú por negarse a asesinar a su seguidora a la que ama, otra practicante de magia negra mata al hermano malo por traicionar los principios del vudú en su propio beneficio y por fin llega la policía, dispara a ésta última y rescatan a la muchacha que fue de retiro espiritual.

"La rebelión de las muertas" es una película rara, con muchos elementos distintos que acaban siendo un rompecabezas algo absurdo. Lo mejor creo que son las actuaciones de Paul Naschy, en hasta tres papeles distintos, y de Luis Ciges, un actor que personalmente me gusta mucho. Pero luego tenemos una narración pésima de los hechos, con saltos, con momentos intrascendentes y otros muy forzados, en fin que no tiene mucho sentido en general lo que es la historia que trata de contar.

También podemos destacar que por momentos existe algo de misterio y que las zombis hacen un papel igualmente extraño, pintadas como si fueran brujas de carnaval y asesinando lentamente con sus propias manos. El tema de la música es algo desconcertante. La película está acompañada por música jazz, muy molona sin duda, pero que quizá transmite otra cosa de lo que debería en coherencia con las imágenes, es decir, a mí en momentos de tensión me daban más ganas de bailar que de pasar miedo.

En definitiva, una película típica y clásica del fantaterror, con una aceptable estética, un guión absurdo y el lucimiento de Paul Naschy. Recomendable para los seguidores incondicionales de Naschy o en general del cine español de muertos vivientes de los años setenta. Una pieza curiosa más que lograda.

Trailer (en inglés):


Valoración:

domingo, 30 de diciembre de 2012

(1991) Black demons (Demoni 3)

Black demons, conocida también como "Demoni 3" o "Demons 3" es una película italiana de zombis de 1991, a la que para aprovechar el tirón de "Demons" se le puso un engañoso título como si fuera una tercera parte de la saga de demonios con la que no guarda ninguna relación.

La historia nos sitúa en Brasil, allí una joven estadounidense, junto con su hermano mayor y su novio inglés pasan unas vacaciones. El hermano, una persona muy rarita y reservada,  muestra un especial interés por la magia negra y desea iniciarse en los ritos de vudú. Efectivamente, al poco tiempo logra asistir a una ceremonia con su grabadora de audio, quedando preso de una ancestral maldición.

Los tres protagonistas se dirigen hacia un pueblo en la selva brasileña, pero tienen una avería en su vehículo y se quedan en una hacienda cercana junto con los dueños y su sirvienta. Esa misma noche, el hermano, con la ayuda de su grabadora y un amuleto, provoca el levantamiento de seis muertos en aquel apartado lugar. Los muertos son antiguos esclavos negros que según cuenta la leyenda fueron cegados y ahorcados en aquel sitio cien años atrás y que han salido de sus tumbas para cobrarse venganza matando a seis personas blancas.

Los muertos vivientes pronto matan a la dueña de la casa con hachas y otras herramientas punzantes. Los zombis la esconden y ellos mismos también se esconden durante el día. Los protagonistas se van haciendo cada vez más conscientes de la amenaza mientras el hermano de nuestra protagonista se sigue comportando de forma muy extraña. Al poco tiempo también se cargan a la sirvienta que intentaba hacer brujería para contrarrestar el mal que allí habita.

Nuestros tres protagonistas, junto con el dueño de la hacienda, intentan salir de allí en coche, pero de nuevo tienen un accidente, lo que aprovecha el hermano para matar al dueño cuando descubre que él ha sido el responsable del levantamiento de los zombis. Los tres vuelven a la casa, el hombre embrujado intenta matar a su hermana, mientras el novio destruye a los muertos con cócteles molotov. Finalmente el último zombi mata al malvado hermano, y la pareja superviviente logra huir en un coche que se ha arreglado de repente de forma "mágica".

"Black demons" es una película sin demasiado interés, con unas actuaciones y un desarrollo que dejan bastante que desear. Aunque cuentan con el innegable encanto de este tipo de produciones italianas de la época, el argumento hace aguas por todos lados, con numerosos sinsentidos y forzadas cuadraturas.

Los efectos especiales son pasables hasta que llega el momento del fuego y las explosiones -brutalmente exageradas por otro lado- dando entonces todo un recital de irriosios montajes impropios de la época en la que fue grabada. Los zombis no están del todo mal, con sus cicatrices y sus ojos de menos, pero si se piensa que llevan cien años muertos, entonces ya da que pensar cómo se han podido conservar tan bien.

En definitiva una grabación irregular, con numerosos fallos de guión pero con aires todavía ochenteros que la pueden hacer recomendable para los más aficionados. Una maldición, magia negra, zombis que quieren vengarse de los blancos -algo incomprensible y desafortunado en mi opinión- y el malo infiltrado entre los buenos. Aceptable idea, momentos con interés, malas actuaciones y peor todavía la coherencia del guión.

Película completa (italiano):


Valoración:

(2008) El día de los muertos (remake)

El día de los muertos, cuyo título original es "Day of the dead", es una película dirigida por Jeffrey Reddick en 2008 que es una versión de la filmación homónima de George Romero grabada en 1985, aunque realmente poco tiene que ver con la historia original.

En un pueblo de Colorado, una extraña infección ha obligado al ejército a acordonar la zona, sellando todo el perímetro. Oficialmente se dice que se trata de un brote de gripe, pero como es de esperar, la realidad es que es mucho más grave.

Los protagonistas son una militar del pueblo y su hermano adolescente. Ambos llevan a su madre a un hospital saturado de enfermos donde podremos comprobar la verdadera magnitud de la epidemia. Allí la gente comienza a morir y al poco reviven como zombis rapidísimos con muchas ganas de carne humana. A partir de aquí los zombis no tardarán en hacerse  dueños de la ciudad.

La militar con un par de compañeros se mantienen vivos como puedes entre muertos vivientes saltarines y treméndamente ágiles y peligrosos. Su hermano aguarda con su novia en una casa hasta que por fin se logran reunir. En su escapada hacia un lugar seguro, un militar compañero de nuestra protagonista es mordido, sin embargo, no ataca a los demás y parece continuar con un aceptable grado de comprensión, se baraja que este comportamiento lo puede tener por ser vegetariano o por estar enamorado de la joven militar. Por cierto, este zombi bueno se llama "Bud", como el muerto viviente que aprendía y que tenía un papel fundamental y muy bien logrado en la película original de 1985.

Finalmente el grupo de supervivientes y Bud llegan hasta un apartado escondite, un Búnker del ejército que según parece es donde se realizaron los experimentos bioquímicos para desarrollar un virus con fines militares que se contagia por el aire, a excepción de los inmunes, sin embargo tampoco se salvan éstos de ser infecctados por mordidas. Allí Bud les planta cara a otros zombis para ayudar a las personas, a las que les aguarda un super zombi, el científico que realizó los experimentos y que ha desarrollado una habilidades excepcionales. Nuestra protagonista, su hermano y la novia de éste preparan unos enormes lanzallamas con unos propulsores de misiles, el super zombi es abatido por Bud de un disparo en la cabeza y los tres supervivientes logran salir del lugar tras provocar una ola de fuego enorme y mientras las noticias dicen que el peligro ya ha pasado, aunque el zombi aparece en el final parece decirnos que no es así.

"El día de los muertos" es una película en general aceptable. Realmente poco tiene que ver con la gran "El día de los muertos" de George Romero, pero es una filmación que entretiene, aunque hay que ser realista y aceptar que una gran idea ha sido transformada en una película mediocre, nada extraordinaria.

Durante toda la película he estado preguntándome "¿Y el búnker?, ¿Dónde leches está el búnker?", esperando que llegaran los mejores momentos de la filmación. No obstante esto nunca ocurre. El búnker es anecdótico en esta historia que se centra en describirnos el comienzo de la infección y una típica carrera de supervivientes contra la amenaza de una horda de muertos revividos por efecto de un virus y la experimentación con fines militares.

Los efectos especiales no están mal, las actuaciones unas mejor que otras y algunas muertes y situaciones son originales. Respecto a los muertos vivientes en el comienzo de la historia parecen que están en Matrix... andan por el techo, saltan 10 metros sin impulso y tienen superfuerza... sin duda, excesivo. También pueden disparar y Bud es prácticamente un "zombi de compañía". En la segunda parte de la filmación los muertos tienen un comportamiento algo más normal.

En definitiva, una película entretenida pero que debe ser considerada (así al menos lo hago yo) como una filmación de zombis más, en ese caso no estaría nada mal verla. No obstante, si la consideramos como un remake directamente hemos de decir que no vale un duro, a un nivel muy inferior del remake de 2004 de "El amanecer de los muertos" -donde por cierto también aparece Ving Rhames- y por supuesto sin prácticamente nada en común con la original de 1985 exceptuando la aparición muy anecdótica de un búnker y que un muerto viviente con buenos sentimientos se llame Bud. Como digo, mi valoración es situándome en el primer supuesto.

Trailer (en inglés):


Valoración:

viernes, 28 de diciembre de 2012

(1986) El terror llama a su puerta

El terror llama a su puerta, cuyo título original es "Night of the creeps", es una película estadounidense grabada en 1986 sobre unos parásitos extraterrestres que utilizan a las personas para reproducirse.

La historia comienza narrándonos un episodio sucedido a finales de los años 50. Un extraño objeto viene del espacio exterior y dos jóvenes son testigos de su impacto con la tierra en las afueras de una ciudad estadounidense. El muchacho va a ver de qué se trata mientras su pareja se queda en el coche. Algo sale de aquel objeto extraterrestre y se le mete al curioso chico por la boca, al mismo tiempo que su novia está siendo descuartizada en el coche por un loco que se ha escapado del psiquiátrico.

A continuación nos remontamos hasta 1986, al ambiente universitario de aquella ciudad. Un estudiante está locamente enamorado de una joven del campus, para estar cerca de ella intenta superar una prueba, junto con su amigo, para entrar en su misma hermandad. La prueba consiste en coger a un cadáver, para lo que van hasta centro médico de la universidad e intentan hacerse con el cuerpo del joven de los años 50 que han encontrado criogenizado. Al intentar transportarlo, el muerto despierta, expulsa una especie de babosa negra por la boca y se va de allí, los jóvenes huyen despavoridos.

A partir de aquí, las babosas espaciales van entrando en diversos cuerpos por la boca de las personas, según sabremos después, éstas van hasta el cerebro donde ponen sus huevos, provocando la muerte del hospedador y su posterior resurección como violentos zombis para encontrar nuevos organismos. Llegado el momento, las babosas pueden salir de la cabeza y destruir así al propio zombi que han creado.

El joven enamorado y su pretendida, junto con un atormentado policía que fue quién mató como venganza al asesino del psiquiátrico -que por cierto, también se vuelve a levantar-  intentan hacer frente a una creciente plaga de parásitos extraterrestres y sus consiguientes muertos vivientes. Finalmente parece que logran quemar a todas las babosas, sin embargo, la película termina con el policía calcinado y varias babosas saliendo de su cabeza para dirigirse hacia el cementerio de la localidad mientras una gran nave espacial lo sobrevuela.

"El terror llama a su puerta" es una trabajada película de terror, con algunos momentos divertidos y una historia que aún no siendo nada de otro mundo -bueno, en este caso sí que son de otro mundo- es coherente y está bien narrada, algo que sin duda es de agradecer.

Las actuaciones son correctas, también los efectos especiales y la fotografía, sin embargo echamos en falta algo más de acción en la trama, algunos zombis más y uno poco más de sangre en esta producción que desprende cierta esencia a película juvenil con algunos tramos ciertamente descafeinados.

En esta filmación, que por cierto homenajea a autores de este tipo de cine con los apellidos de sus personajes,  los muertos son revividos por un tiempo por unas babosas espaciales que utilizan los cuerpos de las personas en las que se hospedan por su propio beneficio. El comportamiento de los muertos vivientes es algo irregular, deambulan, atacan, pasan de todo... depende de las circunstancias. El tema de la autodestrucción es algo simpático e igualmente aportan algunos momentos divertidos a la narración.

En definitiva, una película ochentera muy estimada por los amantes del cine de terror en general y de zombis en particular, con una recurrente mezcla de extraterrestres, parásitos y zombis en una historia coherente, bien llevada y con un final abierto que considero un acierto. Quizá se podría haber mejorado con más protagonismo de los muertos vivientes, haciéndolos un peligro real y también con algo más de acción en medio de tanto amor juvenil. A pesar de todo, recomendable de ver.

Trailer:


Valoración:

miércoles, 26 de diciembre de 2012

(2005) Dead men walking

Dead men walking, que en español sería algo así como "Hombres muertos caminando", es una producción estadounidense de 2005 que gira en torno a una infección zombi en una cárcel de alta seguridad.

La película comienza con un hombre matando a tiros a diversas personas que parecen zombis, acaba con ellas, pero un salpicón de sangre le alcanza en la boca. Este hombre es detenido tras un intento fallido de suicidio y a pesar de que él mismo anuncia que está infectado por una extraña biotoxina, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) autoriza su ingreso en prisión.

Este personaje llega a la cárcel muy enfermo, tosiendo y sobre todo vomitando abundantemente flujos asquerosos. Es llevado a la enfermería pero se niega a recibir ayuda y escupe sangre en la cara al doctor. Al poco muere y se convierte rápidamente en zombi, atacando a todos los que se ponen por delante. Los carceleros logran abatir al preso, sin embargo, una mortal infección altamente contagiosa ya se está extendiendo sin control por la prisión.

Precisamente, una agente del CDC se dirige hacia la cárcel para comprobar el estado del preso enfermo y se encuentra sumergida en la pesadilla. Según se cuenta, lo que está provocando esto es una biotoxina, un virus que mata y resucita rápidamente a los infectados y que se está contagiando en esa cárcel con el conocimiento del propio gobierno.

En el desarrollo de la película el director se recrea narrándonos como se va extendiendo la enfermedad entre los reclusos y el personal con numerosas situaciones con mucha sangre, vísceras y fluidos verdes que en todos los casos terminan muy mal para los vivos. Paralelamente, la prisión ha sido puesta en cuarentena, se ha prohibido la entrada y salida de ella y se ha acordonado la zona.

Finalmente, la agente del CDC junto con un preso parece que se acercan a la salida de ese infierno. El preso es mordido y ella, cuando ya se encuentra en la azotea del edificio es abatida por error por un francotirador que vigilaba la zona ¿os suena el final?

"Dead men walking" es una película con cierto interés, con la novedad de ser en una infección intencionalmente controlada en una cárcel, pero que personalmente me ha resultado poco original en general y con escenas excesivamente repetitivas. Hay que reconocer que es cine independiente, sin embargo, ni los efectos ni los decorados ni la atmósfera están nada mal. Lo que considero más negativo son una actuaciones justitas y una trama nula, basada después de un rato de algo de historia en pegar tiros y recrearse con los intestinos y los vómitos.

En esta filmación los zombis son rápidos y muy activos. La caracterización es pasable y el tiempo que tardan en revivir, una vez muertos, es muy variable pero muy pequeña en general. Llama la atención que la mayoría de zombis que aparecen no es que fueran mordidos, sino que fueron contagiados por la saliva o la sangre, por lo que la infección se extiende muy rápidamente y casi sin opción de no acabar como uno de ellos.

En definitiva, una película para los más aficionados al cine de zombis de tiros y vísceras, ya que poco más realmente nos ofrece esta grabación sobre una especie de macabro experimento en una institución penitenciaria. Buen ambiente, aceptables zombis rápidos y mucha sangre, pero mala historia, sin prácticamente ninguna sorpresa, nada original y un desarrollo muy mejorable.

Trailer (en inglés):


Valoración:

martes, 25 de diciembre de 2012

(1987) Zombi 5: Killing birds

Zombi 5: Killing birds es una película italiana de terror producida en 1987 y cuyo título original es simplemente "Killing birds", en italiano "Uccelli assassini" a la que posteriormente se le incluyó en Estados Unidos lo de "Zombie 5" con fines comerciales, añadiéndola así a la heterogénea pseudosaga que intenta explotar la denominación "Zombi" (nombre italiano de "El amanecer de los muertos") tras Zombi 2 "Nueva York bajo el terror de los zombies" de 1979, "Zombi 3" y "Zombi 4: After death", ambas de 1988, dándose la extraña circunstancia de que la teórica quinta entrega está realizada anteriormente a la tercera y la cuarta.

Un antiguo combatiente de Vietnam y ornitólogo descubre a su mujer con otro hombre, se vuelve loco y los mata a ambos y también a sus padres, dejando únicamente con vida a su hijo. A continuación un halcón le ataca a los ojos y da a su hijo en adopción.

Años más tarde, un grupo de estudiantes consigue la financiación para desarrollar un proyecto sobre el pájaro carpintero de pico de marfil que se considera extinguido. A la cabeza del grupo, un joven despierto que no hace falta mucho imaginar de quién se trata. Los estudiantes, con la compañía de una periodista del periódico universitario, inician la investigación visitando al ornitólogo ciego que protagonizó la sangría del comienzo por ser uno de los últimos que observó al pico de marfil.

Posteriormente parten hacia el bosque, pero se pierden y llegan hasta una casa abandonada, precisamente donde ocurrió la sangría del principio. Allí nuestro protanonista tiene un flashback paranoico que confirma, como era de esperar, que efectivamente él es el niño pequeño e hijo del asesino ciego. Pasan la noche en la casa donde aparecen sin más dos o tres zombis, suponemos que los asesinados, que empiezan a matar, imcompresiblemente por otro lado, a todos los chavales que estaban en aquella apartada mansión.

Finalmente tan solo quedan con vida nuestro joven protagonista y la muchacha periodista. A la mañana siguiente aparece el ciego allí y les dice que se vayan pues los zombis los están buscando a él. Mientras se alejan un grito y el revuelo de cientos de pájaros parecen anunciar que se ha cumplido la venganza.

"Zombi 5: Killing birds" es una película lenta y bastante mejorable. Con esta grabación me ha ocurrido algo curioso y es que, debido a que el primer zombi sale a la hora de filmación, ¡se me había olvidado que era una grabación de muertos vivientes! Con eso lo digo todo. Por cierto, los poquitos zombis que salen según parece vivían en el pantano y son de la tradición de asesinar con las manos y no contagiar, son más como unos muertos a los que la sed de venganza los ha devuelto a la vida.

Los dos primeros tercios de la película se hace muy pesado, con pajaritos por aquí, cancioncitas por allá. Luego algunos efectos son malísimos, como el intento de simular una niebla mediante un efecto de la cámara, algo muy cutre. Luego hay muros que se atraviesan como el papel y un ciego que de vez en cuando pone caras raras al oír a los pájaros en repetitivas escenas que no aportan nada.

En definitiva, una película mala, sin apenas zombis, sin pájaros asesinos, sin interés, sin sentido. Todo muy predecible en esta filmación que afortunadamente pone el punto y final a una saga ficticia de "Zombi" donde hemos encontrado de todo, pero normalmente no demasiado bueno.

Trailer (en inglés):


Valoración:

(1988) Zombi 4: After death

Zombi 4: After death, también conocida simplemente como "After death" y con el título original de "Oltre la morte" es una película italiana rodada en 1988 (también es habitual verla de 1989) que supone la tercera entrega no oficial de la secuela menos oficial todavía compuesta por Zombi 2 "Nueva York bajo el terror de los zombies" de 1979 y "Zombi 3" también de 1988. Nuevamente, la película no tiene absolutamente nada que ver con las otras que en teoría son anteriores, siendo totalmente indepediente.

La película comienza con el enfrentamiento entre un grupo de científicos y el hechicero de una apartada isla tropical. Los investigadores han estado realizando importantes estudios para la humanidad en un pequeño centro médico en aquel lugar. Este grupo no ha podido curar el cáncer de la hija del hechicero y éste los maldice con vudú y magia negra a la vez que promete que volverá a la vida para perseguirlos. Un hombre del grupo le dispara y lo mata. Los muertos de aquella isla ya se han levantado y han empezado a comer carne humana, parece que únicamente se logra salvar una niña pequeña a la que su madre le ha colocado un amuleto.

Veinte años después de estas primeras escenas, la niña, ya crecidita, vuelve a la isla con una especie de mercenarios no se sabe muy bien para qué. También están en la isla tres personas que intentan averiguar qué les ocurrió a los investigadores -a buena hora, mangas verdes-, aunque pronto morirán dos de ellos a manos de los muertos vivientes que continúan por allí.

En esta grabación son muy curiosos los zombis ya que, aunque muerden, contagian y se les destruye con un tiro en la cabeza, se presenta como una especie de ninjas que a veces sólo deambulan y otras veces luchan ágilmente, hablan e incluso disparan. También es destacable que no paran de echar diversos fluidos de distintos colores por la boca.

Los supervivientes se reúnen para hacer frente en el antiguo centro de investgaciones a una horda de muertos vivientes. Poco a poco, van cayendo uno tras otro. Antes de morir uno de ellos, ya contagiado, hace explosionar el hospital. Tan solo quedan con vida la joven que de niña se salvó de la isla y un hombre. Con la ayuda del amuleto la muchacha intenta cerrar las puertas del infierno, pero cuando lo hace se convierte automáticamente en zombi. El muchacho también es asesinado y al final, pues eso, todos muertos.

"Zombi 4: After death" es una grabación muy justita, con unos zombis extraños y ridículos por momentos,  un argumento con lagunas e incluso confuso y unas actuciones podríamos decir que inexistentes por lo general. Como aspectos positivos destacaríamos el poquito de gore, unos efectos pasables y una ambientación correcta exceptuando los excesivos momentos dentro de las cuevas.

En definitiva, una película que aunque llega a ser entretenida, recordando a las míticas películas de zombis en islas tropicales, no acaba de tener sentido la miscelánea que nos presentan en el argumento entre ciencia, vudú, magia negra, demonios y el infierno. Aún con momentos aprovechables, no considero que sea muy recomendable de visualizar.

Trailer (en inglés):


Valoración:

lunes, 24 de diciembre de 2012

(2007) Flight of the living dead: Outbreak on a plane

Flight of the living dead: Outbreak on a plane es una película estadounidense de 2007 que gira en torno a una infección zombi en un avión comercial. También se le conoce por su título original (fue cambiado al actual posteriormente) "Plane dead" y en español se puede encontrar con varias denominaciones, siendo la más habitual "El vuelo de los muertos vivientes".

Como se puede suponer, la acción se centra en un avión, concretamente en un Boeing 747 que realiza una ruta transoceánica desde Estados Unidos hasta París. En su bodega se transporta, entre otras cosas, un experimento realizado con un extraño virus que se pretende utilizar como arma biológica. El virus en cuestión mata al organismo, pero luego lo revive y el objetivo de la compañía que lo desarrolló es crear una especie de supersoldados.

Pronto comienzan las turbulencias en el vuelo y con ellas los problemas. A pesar de los métodos de seguridad -por cierto, muy mejorables- una mujer aparentemente normal logra salir de un contenedor. El guardia que la custodia intenta abatirla a tiros, pero tras ser disparada parece que mortalmente, se levanta como una zombi, muerde al guardia y comienza la infección. Estos muertos vivientes son rápidos y ágiles, recordando a los zombis del remake de "El amanecer de los muertos" de 2004 y además son muy hábiles escondiéndose porque hasta que pasa un buen rato no terminan de sembrar el caos y llegar hasta la cabina.

Los pasajeros y la tripulación van cayendo uno por uno. Un policía que custodia a un ladrón y un agente del Departamento de Defensa que va a bordo tratan de resistir, junto con otros supervivientes, pegando tiros a diestro y siniestro en el avión. El virus continúa expandiéndose y los muertos vivientes deborando a todo el que pillan. El avión termina sin pilotos, logrando tomar el control el policía y el ladrón mientras que en tierra ya han enviado a cazas del ejército para que sea abatido. El compartimento es abierto y parece que todos los muertos vivientes son absorbidos hacia el exterior.

Finalmente los improvisado pilotos -que incluso llegan a esquivar un misil- logran aterrizar en un terreno desértico con la panza tras dar en una montaña. De forma totalmente increíble salen por su propio pie los cuatro supervivientes que han quedado, pero, aunque parecía lo contrario, algunos zombis "aterrizan" cerca del lugar y se comprueba que esto no ha terminado ni mucho menos.

"Flight of the living dead: Outbreak on a plane" es una película muy irregular. Antes de verla se puede uno plantear hasta qué punto una infección en un avión, aún siendo algo bastante original, va a dar para una película completa, máxime cuando estos zombis son rápidos. Durante la primera mitad de la filmación se hace entretenida y parece que va a ser resultona, sin embargo, la segunda mitad pasa de ser una película típica de este tipo a tener unas escenas finales realmente surrealista y decepcionantes.

Lo mejor de esta producción puede ser la propia idea, los interesante momentos de gore y algunas muertes bien conseguidas, mínimos momentos de humor y unos zombis rápidos aceptables si exceptuamos los ruiditos que hacen que son incomprensibles. Por otro lado, los actores, aún no siendo excepcionales, pueden tener un pase, pero lo peor sin duda es que todo se vuelve irreal hasta un punto absurdo, con esto quiero decir que no veo normal que se peguen tiros a mansalva en todas las dependencias de un avión y no ocurra nada, que se abran las puertas en pleno vuelo y no ocurra nada, que haya una explosión que se carga a un montón de zombis y no ocurre nada y que el avión, con un motor tocado, un fuselaje que se va despedazando y unos pilotos sin experiencia que chocan contra unas montañas y siendo habiendo sido disparados por cazas, logren aterrizar un Boeing 747.

En definitiva una película con una idea innovadora, un comienzo bueno, un desarrollo por momentos muy entretenido, pero que se va desinflando hasta plantear un desenlace irrisorio con unos efectos especiales en esta última etapa de la grabación que dejan mucho que desear. Una historia prometedora, con unos zombis rápidos influenciados claramente por el cine de infectados, al que realmente me gustaría haber puntado de forma más generosa, pero cuyos gigantescos fallos de guión considero que echan por tierra una posible mejor consideración.

Trailer (en inglés):


Valoración:

domingo, 23 de diciembre de 2012

(1987) La muerte viaja en video

La muerte viaja en video en una filmación estadounidense cuyo título original es "The video dead", grabada en 1987 y distribuída directamente en VHS.

Un escritor vive en una mansión en un pueblo rural, un día el servicio de mensajería le trae un paquete por error: un televisor. Sin hacerle ascos a esta imprevista entrega, lo conecta, pero la película que están retransmitiendo titulada "Zombie blood nightmare" no le acaba de convencer y la quita, sin embargo la película sigue viéndose en el aparato incluso desenchufado. Aparecen las fuerzas ocultas en el lugar y los zombis de la televisión acaban atravesando la pantalla, se cuelan en su habitación y asesinan al escritor.

Posteriormente la historia nos sitúa tres meses después, en el momento en el que una pareja de hermanos adolescentes llegan a su nuevo hogar, la mansión del escritor. Según parece sus padres, que están en Arabia Saudí, llegarán en unos días, mientras, la hermana mayor y el hermano colgadillo ya se están alojando en aquel lugar. 

Al poco tiempo aparece el verdadero destinatario del televisor, un texano que les advierte del peligro que corren si no les entregan el aparato, pero el hermano menor pasa de él y se lo queda. No obstante, esa misma noche tendrá una experiencia que hará seguir los consejos de "El basurero", un personaje que por la misma TV le dice que lo que debe hacer es llevar el televisor al sótano y pegarle un espejo en la pantalla, y así lo hace el joven.

Mientras, los zombis que salieron la primera vez con el escritor siguen por ahí deambulando -y se ve que en tres meses han sido muy discretitos- ya parece que actúan como tales y empiezan a matar a vecinos del barrio, aunque estos muertos vivientes son más de asesinar con sus propias manos antes que a mordiscos y tampoco se vuelven a levantar a los que matan.

El dueño del televisor insiste y esta vez sí que le creen. Comenta que los espejos sirve para ahuyentar a los muertos porque no soportan verse, también aporta las posibles soluciones para acabar con ellos. Lo primero que intentan es, ya que según parece estos zombis creen que están vivos, matarlos como a los vivos, que se convenzan de que están muertos y que se pudran. No obstante, los planes por esta vía no salen nada bien y el hermano menor y el texano caen en el intento.

El grupito de zombis -realmente sólo son 4 ó 5- van a por la hermana. Ésta intenta disimular el miedo -aquí los muertos vivientes son como los perros y lo huelen- en una escenas algo peculiares, con la joven siendo ambable con sus "invitados", sirviéndoles comida de perro y ofreciéndoles bailar. Precisamente ella ejecuta el segundo plan, consistente en encerrarlos a todos junto con la televisión, algo que acaba haciéndolos explotar en esta realidad y que vuelvan a aparecer en la película.

La historia termina con los padres de la joven superviviente dirigiéndose a visitar a su hija, internada en un psiquiátrico, y llevándole como regalo para que no se sienta sola, ni más ni menos que el televisor maldito.

"La muerte viaja en video" es una película flojita, con el encanto típico ochentero a tope, aunque de la tampoco se debe esperar gran cosa. La historia promete, eso del televisor, los zombis... en fin, puede tener buena pinta, pero se ve que no acaba de exprimir la idea. Las actuaciones son por lo general mediocres y las incoherencias del guión muy evidentes.

En esta ocasión los zombis parece como si provienen de otra dimensión, no obstante en la realidad se comportan como muertos vivientes, sin duda totalmente corpóreos, aunque con algunas peculiaridades en su comportamiento y en la forma de ser destruídos. Como comenté más arriba aparecen realmente poquitos, por lo que pronto llegan a ser totalmente familiares, sus caracterizaciones no están del todo mal y en algunos momentos son utilizados para aportar un poquitín de humor a la filmación.

En definitiva, una película justa que ofrece lo que ofrece: una buena idea y una mala ejecución adornada por una maravillosa y engañosa portada, pero que creo que puede ofrecer algunos momentos entretenidos. El desarrollo es algo lento y mal conectado, con intentos de momentos de humor y de tensión por partes iguales, aunque lo segundo mejor que lo primero. Con algunos pegotones de sangre destacables se puede decir que solo es recomendable para lo más aficionado al cine y la estética ochentera.

Trailer (en inglés):


Valoración:

sábado, 22 de diciembre de 2012

(1993) Ozone (droga mortal)

Ozone (droga mortal) o simplemente "Ozone" es una película estadounidense de 1993 (aunque también se puede encontrar fechada en 1995) del mismo director de "Mondo zombie" que gira sobre la utilización de una extraña droga en las calles.

La grabación comienza con una escena de un yonki comprando una nueva droga que al metérsela le explota -literalmente, como se podrá imaginar- la cabeza. Posteriormente la acción se centra en dos policías que caen en una trampa cuando iban a tener una cita con un soplón por temas de droga. Uno de ellos desaparece en manos de extrañas criaturas, al otro -nuestro protagonista- le inyectan algo y luego su superior le suspende como policía por no aprobar sus métodos.

Después un angustioso sueño, nuestro protagonista va en busca de su compañero, pero a su vez, una especie de oscura organización mafiosa va tras él para capturarlo. El policía logra escapar de varias encerronas, la nueva droga, denominada "Ozone" parece estar en el centro de todo.

Después de más sueños paranoicos y haberse adentrado en el interior del cuartel general de la mafia o secta esta rara, el monstruo jefe le explica que ha encontrado una fórmula química única para lograr una nueva raza de superhombres, que una nueva época le espera a los humanos y que se está expandiendo gracias a la droga.

Nuestro protagonista se toma la justicia por su mano, se planta con un montón de dinamita en el edificio de los malos, después de algunos forcejeos con "transformados" y reencontrarse con su compañero infectado, le mete al muñegote ese feo -que en teoría es un supermonstruo invencible- la dinamita dentro y hace explotar todas las instalaciones con unos efectos especiales con los que no sabe uno si reir o llorar. Finalmente, cuando parece que todo ha acabado, se da cuenta de que la propia policía también está metida en el ajo y que aquello no había terminado.

"Ozone (droga mortal)" es una película rara, estrafalaria y bastante cutre. Lo mejor son algunos momentos gores en la primera parte y un protagonista que no lo hace mal del todo, el resto, difícil de salvar. La historia no se sabe de dónde viene ni a dónde va, las escenas intrascendentes se repiten, el guión muy inconsistente y un argumento que podría haberse explotado más y mejor. Por ejemplo, el tema de la macroorganización de especies de zombies que de repente está por todos lados, la infección del policía, los extraños rituales, la estética oscura, las escenas paranoicas... todo parece que se queda a medio explicar y mal montado.

Los denominados "transformados" son realmente desconcertantes. La droga "Ozone" a veces provoca la muerte inmediata, a veces nada, a veces transformaciones parciales, totales, evoluciones raras... todo muy difícil de abarcar. La caracterización es irregular, algunos como muertos vivientes más típicos, otros como monstruos y el muñegote jefe que ya he comentado lo mal hecho que está. Lo que es evidente es que bajo su influencia los muertos pueden volver a la vida, ya que parece que da el poder de vivir de nuevo e incluso la regeneración en algunos casos.

En definitiva, una película poco recomendable, lenta, extraña y mal llevada. Personalmente no me ha gustado práctivamente nada, ni el desarrollo, ni la fotografía, ni los zombis-monstruos-transformados del diablo que ni el creador debe saber muy bien qué son, aunque por lo general se da por sentado que pueden considerarse, al menos algunos, como muertos vivientes. Muy poco recomendable.

Trailer (en inglés):


Valoración:

(2011) Zombie apocalypse

Zombie apocalypse es una producción estadounidense de The Asylum estrenada directamente en televisión en 2011.

La película comienza con los inicios de una terrible infección vírica, en junio de 2011 el VM2 comienza a hacer estragos y pocas semanas después la infección ya se ha expandido por el mundo, acompañado de un caos global. Europa primero, luego Japón y posteriormente los Estados Unidos van cayendo en la oscuridad apocalíptica de un virus que mata y revive rápidamente, convirtiendo a la mayoría de la población en zombis sedientos de sangre. Parece que se intenta hacer todo lo posible para enfrentarse a este panorama, cerrando vías de comunicación, cortando los puntos energéticos... pero parece que nada funciona.

Lo que es la historia en sí de la filmación comienza 6 meses después del principio de la infección global. La acción se centra en tres supervivientes, dos de los cuales son salvados por una especie de guerrilla que, aunque se conocieron por casualidad, son extremadamente metódicos y aplicados. El plan fundamental es ir a la Isla Catalina (California) donde se supone que se ha erradicado el virus y que se está poblando con los supervivientes del continente.

Nuestro grupo de protagonistas va de un sitio para otro buscando llegar a Catalina. Se adentran en varios edificios, los muertos vivientes los atosigan, van pegando tiros, algunos caen en el camino... lo típico en estos casos vamos. Ya cerca de su destino se encuentran con otro grupo de supervivientes, de cuyo rastro conocían que iban dejando zombis atravesados por flechas. 

Una vez en el puerto se tienen que enfrentar a, ni más ni menos, que un tigre infectado, con toda la pinta de un animal de los documentales estos prehistóricos que realizan con ordenador, siendo estas escenas deprimentes por los malísimos efectos especiales de la lucha contra el tigre zombi que acaba matando a uno de ellos. La película termina con el grupo esperando en el puerto mientras parece que se acerca un transbordador para ir a la isla.

"Zombie apocalypse" es una grabación bastante mediocre y estereotipada. Tenemos nuestras katanas, nuestras muchachas guapas, nuestros galanes atractivos, un negraco inmenso y unos zombis que parecen ser un batiburrillo muy desconcertante de muchas cosas distintas.

Precisamente, respecto al tema de los muertos vivientes, siguen la moda de hacerlos parecidos a los infectados, con transformaciones casi inmediatas y la existencia de una estirpe de zombis evolucionados, rápidos e inteligentes denominados "corredores" que conviven con los más clásicos lentos y torpes. El tema de esta "cadena evolutiva zombi" parece una clara excusa para meter un poquito más de espectacularidad, y que, efectivamente abarquemos todo lo abarcable sobre zombis, pero sin proponer nada nuevo. También en este aspecto se puede destacar que el ruido los atrae y desorienta y que incluso ya han desarrollando inteligencia social y hacen hasta emboscadas -tócate los huevos-.

En definitiva, una producción televisiva justita y llena de tópicos. La historia no propone nada, las situaciones son las de siempre, los efectos digitales bastante desafortunados y los actores hacen papeles planos y mediocres. Como todos los telefilmes, bien para echar un rato sin pensar mucho, pero aburrida y monótona de forma general.

Trailer (en inglés):


Valoración:

martes, 11 de diciembre de 2012

(1985) La mansión de los muertos vivientes

La mansión de los muertos vivientes es una película española, escrita y dirigida por el prolífero Jesús Franco en 1985, aunque también es fechada en 1982. En inglés se le conoce como "Mansion of the living dead".

La historia comienza con la llegada a un solitario hotel canario de cuatro amigas, muy liberales sexualmente, desde Alemania. Una vez allí conocen al misterioso dueño del hotel y a su único trabajador, un jardinero muy simpaticote. A partir de aquí empiezan a tener sexo entre ellas y a pasearse en pelotas de un sitio para otro del hotel.

Una de ellas en engatusada por el dueño/director/recepcionista del hotel que la lleva hasta un antiguo monasterio para realizar un sacrificio (violación colectiva incluída) a manos de una panda de antiguos caballeros con túnicas blancas que resultan ser muertos que siguen vivos por una maldición de una doncella a la que mataron algunos cientos de años atrás.

Por otro lado, el extraño recepcionista tiene a una mujer -que por cierto da bastante asquito por momentos- retenida en una habitación, con la que parece que tiene una rara relación masoquista. Pues bien, esta mujer (tras variadas e innecesarias escenas de culos y tetas) les desvela a una de las jóvenes alemanas que cuando el viento sopla, las viejas campanas del monasterio suenan y un nuevo sacrificio por parte de estos caballeros zombis se va a producir.

Finalmente, el director, que realmente es uno de los caballeros muertos, reconoce a la joven alemana como la reencarnación de la doncella que les maldijo. Repiten la ceremonia y la violación colectiva. La muchacha influenciada por el ritual mata a la única amiga que quedaba y por último el caballero-director del hotel se enamora de ella y parece que se rompe su maldición, evaporándose mientras que el resto de sus amigos muertos vivientes se van de paseo por los montes canarios.

"La mansión de los muertos vivientes" es una película mala, muy mala. Lo primero es aclarar que realmente se trata de una filmación erótica, y como tal, el tema de los muertos vivientes es algo totalmente secundario... realmente lo mismo hubiera sido que los malos fueran señores de Cuenca con bigote, aquí lo importante es enseñar cacho y mostrar alguna que otra escena explícita, aunque sinceramente ni esto se podría salvar.

Posteriormente también habría que decir que el título es totalmente engañoso, ya que ni hay mansión ni los muertos vivientes importan una mierda. Por su contra, tenemos un solitario hotel y un intento de caballeros muertos bastante irriosorios, con una caracterización nula (algo de látex en el mejor de los casos) y unas máscaras incomprensiblemente cutres que hay que ver para creer, del nivel de un día de carnaval que no sabes qué ponerte.

Las actuaciones son extremadamente forzadas y aburridas. El único que parece actuar es el jardinero. La historia tampoco hay por donde cogerla, con múltiples incoherencias y con demasiadas escenas interminablemente largas que no conducen a ningún lugar.

En definitiva, una película S con algunos caballeros muertos muy mal ambientados que inevitablemente plantea que Jesús Franco quisiera explotar la idea de Amando de Ossorio, ya suficientemente explotada en su tetralogía de los "Templarios ciegos" iniciada con "La noche del terror ciego" de 1972. Realmente una grabación poco afortunada y poco recomendable, mala como película de zombis y mala como película erótica.

Fragmento:


Valoración:

lunes, 10 de diciembre de 2012

(1944) Voodoo man

Voodoo man es una película estadounidense de 1944 protagonizada por el gran Bela Lugosi. También partipan John Carradine y George Zucco. En español se le conoce igualmente como "El brujo".

El doctor Marlowe (Bela Lugosi) es un médico obsesionado por volver a la vida a su mujer muerta más de 20 años atrás. Con la ayuda de varios cómplices, tiende trampas a mujeres solitarias que viajan en coche para asaltarlas, hipnotizarlas y tratar de traspasar la vitalidad de ellas a su fallecida mujer errante.

Tras capturar a su última víctima, el Dr. Marlowe realiza una ceremonia de vudú para traspasar la energía a su mujer, la ceremonia, algo cutre y sinsentido, devuelve a la vida a su esposa, que incluso puede hablar por un tiempo, aunque se ve que es insuficiente y vuelve a caer desplomada.

Un guionista de Hollywood investiga la desaparición de esta mujer con la ayuda de la policía e incluso van a la casa del doctor a hacerle unas preguntas. Al poco, la última mujer hipnotizada logra huir -aunque en estado catatónico- con la ayuda de uno de los hombres del malvado doctor. Sin embargo, como es el médico de la zona, va a visitar a la enferma, robándole un pendiente y haciendo que vuelva hasta su mansión mediante la magia negra.

El guionista va a visitar al médico preocupado por la nueva desapación de la joven, momento que aprovecha el brujo para quitarle un guante a la mujer de éste, y hacer de la muchacha una nueva víctima de su terrible ceremonia. No obstante, el guionista la ha seguido y ha avisado a la policía.

En la última ceremonia la muerta vuelve a la vida. La policía entra en la guarida del Dr. Marlowe y lo asesina, las muchachas hipnotizadas vuelven a la normalidad y la mujer zombi vuelve desplomarse muerta. La película termina con una simpática anécdota, y es que el guionista prepara la historia que ha vivido, proponiendo como protagonista a Bela Lugosi.

"Voodoo man" es una película que no está del todo mal, contextualizándola en la época en la que fue rodada y los escasos medios con los que contaban. La historia es entretenida, algo que hace, junto con su corta duración, que pueda ser vista de forma amena.

En esta historia tenemos una sola zombi, que vive por pocos momentos, aunque de hecho se evidencia que supera la muerte. También se juega con la hipnosis, tan típica en las películas de vudú de la primera época del cine de zombis, aunque lógicamente las muchachas hipnotizadas en ningún caso podrían considerarse muertas vivientes.

En definitiva, una película mítica, amena e importante de ver para entender el cine de zombis previo a la gran explosión de la actual época romeriana. Con un Bela Lugosi que no hace su mejor papel, pero que siempre gusta de ver, una historia sencilla, un malo que quiere levantar a su mujer muerta y unas muchachas hipnotizadas por ahí enmedio. No está mal, aunque es destacable la dificultad para encontrar esta filmación por estos lares, de hecho personalmente me ha sido imposible localizarla ni doblada en español ni los subtítulos.

Trailer (en inglés):


Valoración:

sábado, 8 de diciembre de 2012

(1981) Aquella casa al lado del cementerio

Aquella casa al lado del cementerio es una película de terror italiana dirigida en 1981 por el mítico Lucio Fulci, cuyo título original es "Quella villa accanto al cimitero" y que en inglés es también conocida como "The house by the cemetery".

Un científico neoyorquino se muda con su mujer y su hijo pequeño a una extraña casa en un apartado pueblo rural. Este hombre es enviado allí, aunque a su familia no se hace ni pizca de gracia, para continuar el trabajo del anterior residente de la mansión, otro científico que fue profesor suyo y que terminó presuntamente descuartizando a su mujer y posteriomente se ahorcó.

Los malos augurios y los presentimientos negativos se suceden en los protagonistas en un ambiente de verdadera tensión, al mismo tiempo que una niña fantasma que se comunica con el hijo pequeño le avisa de que no debe quedarse en aquel lugar.

Al tiempo nuestro científico protagonista descubre que su colega que se suicidó estaba investigando sobre el antiguo dueño de esa casa, el Dr. Freudstein, un médico que según parece estaba realizando experimentos sobre la vida y la muerte.

Las malas premoniciones de la familia se cumplen y en el último tramo se descubre que ese tal Dr. Freudstein está viviendo de okupa en el sótano de la casa, un muerto viviente relleno de gusanos que se mantiene con vida gracias a sus experimentos y que se dedica a asesinar a la gente para, sin saber muy bien cómo, regenerarse. Igualmente también descubren que el anterior científico se suicidó al no poder hacerle frente y que su mujer lo mató este zombi de ojos gatunos en la oscuridad.

Al final, nuestra familia protagonista acaba en el sótano, intentando enfrentarse al Dr. Freudstein, aunque con un terrible desenlace que ya que acaban todos muertos. La película finaliza de una forma maestra, con el niño siendo ayudado a escapar por su amiga fantasma en lo que realmente es un representación de la propia muerte del niño que pasa al otro lado.

"Aquella casa al lado del cementerio" es una buena película de terror, con interesantes momentos de tensión, algún que otro susto y un ambiente realmente agobiante. Las actuaciones, aún no siendo de lo más destacable, son aceptables, con un niño rubio de ojos azules que hace bastante bien su trabajo. La fotografia destaca por fomentar el suspense y por los numerosos primerísimos planos.

Nuestro monstruo zombi nos deja un poco con la incertidumbre de saber exactamente cómo ha superado a la muerte, teniendo el comportamiento de un psicópata con cuchillo que cuelga a sus víctimas como si fueran jamones. Su caracterización es un poco extraña y que sea tan discreto durante la mayoría de película mosquea un poquito, sin embargo, hay que agradecerle los momentos más sangrientos -a veces de forma muy forzada- de la historia.

En definitiva, una buena película de terror, que no de zombis propiamente dicha, de Lucio Fulci, una historia diferente dentro del repertorio que nos tiene acostumbrado, aunque con su inconfundible sello, con un científico que ha superado la muerte y se va cobrando las vidas de las personas que habitan su vivienda. Probablemente una mayor consistencia de guión y una aparición más temprana del zombi, junto con una mayor explicación de qué sucede, no habrían venido nada mal, aún así, bastante recomendable a excepción de algunas escenas intrascendentes y algo aburridas.

Trailer (en inglés):


Valoración:

viernes, 7 de diciembre de 2012

(2008) Dance of the dead

Dance of the dead es una comedia de zombis estadounidense producida en 2008 que gira en torno a un típico baile americano de graduación.

La película comienza con imágenes del trabajador del cementerio de un pueblo cortando algunos brazos y cabezas de muertos que están volviendo a la vida. Todo indica que este levantamiento lo están provocando los residuos de una central eléctrica cercana.

En ese mismo instante, se está preparando el baile fin de curso de un instituto, centrándose la acción a partir de entonces en los amores y desamores de los frikis que se quedan solos y los guays que se ligan a todas las muchachas. Total, que los miembros de un club de Ciencia Ficción y otros personajes poco populares se quedan sin ir a ese baile la noche en la que los muertos recobran la vida de forma generalizada.

Con los zombis ya atosigando a diestro y siniestro, nuestros protagonistas se atrincheran en una funeraria y al tiempo deciden ir a avisar y a salvar a sus compañeros que sí han ido al baile. Con un coche fúnebre se dirigen hacia el instituto, encontrándose por el camino al entrenador cargado de armas y a un grupo de música que ha descubierto que tocando los muertos vivientes se quedan atontados.

Cuando llegan al baile se dan cuenta de que ha sido demasiado tarde y que prácticamente todos han muerto, por lo que deciden hacer explotar ese lugar con las bombas del entrenador. Después de algunas dificultades y bajas, el grupo de supervivientes destruye a todos los muertos vivientes. La película termina con imágenes de nuevo del trabajador del cementerio presto a recoger todos los resto de sus muertos, mientras nuestros protagonistas planean ir a destruir la central eléctrica.

"Dance of the dead" es una película interesante, con una historia que sin ser nada del otro mundo entretiene bastante, algunos agradecidos momentos de humor y unos efectos aceptables. Realmente es una producción que sigue la mayoría de estándares de una película de zombi, sin aportar nada demasiado original, aunque con un resultado que personalmente considero satisfactorio.

Los muertos vivientes son, por lo general, bastante reconocibles respecto al ideario zombi. No obstante su comportamiento es bastante irregular, algunas veces son extremadamente rápidos y violentos, otras veces lentos y torpes. También nos encontramos con que algunos de ellos hablan, conducen, tienen momentos románticos e incluso pueden seguir andando sin cabeza.

El tema de la música es un poco desconcertante. Eso de que se queden como plantas cuando oyen tocar plantea inevitablemente por qué no lo aprovechan para ir cargándoselos uno a uno en vez de explotar todo el instituto o por qué no utilizan los altavoces del baile para conectar una simple radio, en vez de estar tocando el grupo todo el tiempo.

En definitiva, una película que puede estar a medio camino de lo típico en cuanto a zombis y a adolescentes se refiere, pero al que una trama muy movida y sus pegotitos de gore le hace mucho bien. Al final la moraleja que nunca se cumple: los frikis se convierten en los héroes y encima ligan.

Trailer (en inglés):


Valoración:

jueves, 6 de diciembre de 2012

(1972) El espanto surge de la tumba

El espanto surge de la tumba es una producción española de 1972 protagonizada -con doble papel además- por el mítico Paul Naschy. En inglés se le conoce como "Horror rises from the tomb" y es considerada un gran exponente del "fantaterror", es decir, el cine de terror español de la década de los 60 y 70.

La historia comienza en Francia, nos situamos a mediados del Siglo XV y un caballero satánico, Alaric de Marnac (Paul Naschy) es acusado, junto a su compañera por brujería, siendo ejecutados, aunque el caballero promete que volverá para vengarse.

Posteriormente nos remontamos hasta la actualidad. Los descendientes de los protagonistas del ajusticiamiento anterior, hacen una sesión de espiritismo, provocando la vuelta del espíritu del malvado Alaric de Marnac. Nuestro par de parejas protagonista deciden buscar los cuerpos enterrados de estos maléficos personajes en una de sus fincas, en una región oscura, con gentes miedosas y desconfiadas.

Efectivamente, enterrado encuentran un cofre con la cabeza del caballero satánico. A partir de ese momento, Alaric de Marnac parece influenciar y poseer a todo aquel que le interesa. Así, uno de los ayudantes de la finca, un hombre del pueblo (Luis Ciges) se convierte en un psicópata que comienza a matar gente en los alrededores de nuestros protagonistas.

Más adelante, consiguen unir la cabeza con el cuerpo del caballero (espectacularmente conservado, como si hubieran pasado 3 días y no 500 años) y el tío se pega la cabeza y sale andandito como si se hubiera despertado de una siesta. Mediante un cutre-sacrificio, la mujer también vuelve a la vida, ambos con una apariencia y comportamiento prácticamente de vampiros.

Lo más interesante viene a continuación, cuando el maligno Marnac provoca el levantamiento de los muertos que se han ido ejecutando, volviendo a la vida y acechando a los escasos protagonistas que quedan con vida o sin estar poseídos por Alaric. Los zombis duran muy poquito, una sola noche aparecen.

Uno de los protagonistas, influenciado por el caballero, mata de dos tiros a su amigo. Sin embargo, con la
ayuda de un amuleto escandinavo -que sin más está guardado en el pozo- se deshace de la posesión y descubre la forma de eliminarlos, precisamente, utilizando ese mismo amuleto.

Finalmente, la única superviviente de la hisoria consigue deshacerse de Marlac y su querida que terminarán consumidos por las llamas. La película termina con la joven tirando a un lago el amuleto que le sirvió para vencer a los malignos, se ve que consideró, incomprensiblemente, que ya no le valdría para nada.

"El espanto surge de la tumba" es una película interesante, por sus actuaciones (en especial Paul Naschy), por su fotografía, por su poquitín de gore (que ya era mucho en el cine español de la época) y sobre todo por sus zombis, unos muertos vivientes bastante aceptables, con los ojos blancos y que temen el fuego, recordando inevitablemente a la reciente en aquel momento "La noche de los muertos vivientes".

A pesar de ser todo un símbolo de la época, de la que se resalta su valía y esfuerzo, hay que reconocer que el desarrollo es bastante lento, existen varios vacíos e incoherencias en el guión, los efectos son predeciblemente malos y la historia puede llegar a resultar algo aburrida, sobre todo en la primera parte de la narración. Por otro lado, también echamos en falta un mayor protagonismo de los zombis, ya que aunque le dan bastante vidilla a la trama, aparecen excesivamente poco y parecen ser más una anécdota sin mucho deseo de continuidad.

En definitiva una película simbólica del terror español de la época, con un gran Paul Naschy, más voluntad que medios, una historia de interés pero que hace aguas y, por supuesto, con sus numerosos desnudos y sus cositas típicas. Los zombis aparecen muy brevemente, y ni siquiera como colofón final, tal y como ocurre en la grabación de ese mismo año "Pánico en el Transiberiano". La recomendaría, pero siempre teniendo en cuenta las limitaciones con la que nos vamos a encontrar.

Película completa:


Valoración:

lunes, 3 de diciembre de 2012

(1989) El foso de la muerte

El foso de la muerte es una película estadounidense de 1989, cuyo título original es "The Dead Pit", que gira en torno a un "Mad Doctor", es decir, un médico loco que investiga sin escrúpulos sobre la vida y la muerte.

La historia comienza en una institución psiquiátrica, donde uno de sus principales cirujanos está realizando oscuros experimentos. Un compañero descubre sus maléficas intenciones y después de un forcejeo termina disparándole en la cabeza mientras el doctor loco le amenaza de que no podrá matarlo. El lugar donde ocurre todo, el tétrico foso de la muerte, es tapiado.

Posteriormente damos un salto temporal hasta 20 años después, momento en el que el asesino del investigador es el director del hospital mental. La trama se centra en una joven que llega amnésica hasta aquella institución. La muchacha tiene visiones y pesadillas con el cirujano loco que parecen ser premonitorias. Efectivamente, después de un extraño terremoto el "Mad Doctor" ha vuelto a la vida para continuar con sus experimentos con los muertos.

De esta forma, el doctor con pinta de zombi-demonio comienza a matar a los trabajadores del hospital, a la vez que influye en el comportamiento de algunos residentes. El director del hospital, la joven amnésica (que no hace otra cosa de ir de acá para allá en bragas) y uno de los residentes (curiosamente especialista en explosivos) tratan de resistir las ansias asesinas del cirujano muerto, a la vez que éste provoca el levantamiento de todos los muertos con los que investigaba mediante productos químicos y manipulando -literalmente- sus cerebros.

En un momento determinado, y gracias a una loca fanática religiosa, se dan cuenta de que la forma de acabar con los zombis y su creador es mediante... ni más ni menos que... ¡agua bendecida por la loca! Así que nada, la mujer bendice -a distancia- un depósito gigantesco de agua a cercano y el residente experto en explosivos prepara una bomba que esparece todo el líquido por el edificio del doctor loco, haciendo que se evapore y que todos los zombis le sigan en su amargo final. La película termina con la joven, que precisamente es la hija del cirujano satánico, con los ojos rojos, igualita a su padre.

"El foso de la muerte" es una película con cierto interés, con una conseguida atmósfera sobrecogedora, con buenos momentos inquietantes y de tensión. Sin embargo su visionado resulta algo lento, sobre todo hasta la mitad de la filmación, y la historia es en general decepcionante, mayormente en su final que considero bastante desafortunado.

Los momentos gores que nos regala no están nada mal, así como tampoco sus efectos especiales y su fotografía de película de terror psicológico. No obstante los muertos vivientes tardan bastante en llegar, unos zombis que realmente son grandes secundones de la historia, ya que apenas se les da juego en el desarrollo.

En definitiva, una grabación que por lo general tiene buenas críticas, pero que personalmente me ha decepcionado, por su excesiva lentitud, por las repetitivas escenas de paranoia, por unos personajes estereotipados bastante justitos, por unos zombis que aportan muy poco y por un final muy mejorable. Aunque se puede ver sin problemas, no me ha dejado de recordar constantemente a una versión en plan psicópata de la interesante "Re-Animator" de 1985.

Trailer (en inglés):


Valoración:

domingo, 2 de diciembre de 2012

(2012) Cockneys vs. zombies

Cockneys vs. zombies es una comedia inglesa de zombis producida en 2012. Como bien muestra el título, la filmación trata sobre el enfrentamiento de los "cockneys", es decir, habitantes de la clase popular del este londinense, con un levantamiento de zombis.

La película comienza en una obra de un edificio, donde al excavar para realizar los cimientos, unos trabajadores encuentran una especie de antigua tumba colectiva donde se encuentran varios muertos vivientes que les atacan y muerden, comenzando así este simpático apocalipsis zombi. Precisamente el constructor de la obra pretende echar de un asilo a los abuelos que allí residen.

Para ayudar a su abuelo que se encuentra en la residencia, dos hermanos buscavidas de Londres reúnen a un pequeño grupo de peculiares amigos para atracar un banco y así sacar los fondos para evitar el derribo. Y así es, el grupo llega al banco, roba, sale del banco y no se encuentra con la policía, sino con una horda de zombis que se dirigen hacia ellos. Los medios de comunicación anuncian el avance de una extraña infección vírica, nuestros protagonistas identifican pronto la amenaza como zombis.

El grupo de ladronzuelos se refugia en una fábrica, con rehenes incluídos, para pensar qué van a hacer en esta situación extrema. Por su lado, los abuelos del asilo resisten también de forma muy efectiva al acoso de los muertos vivientes que les rodean. Los hermanos van hasta el puerto donde un colega suyo, ya mordido, esconde un gran cargamento de armas que les viene ni que pintado ahora para reventar cabezas. Posteriormente el grupo se dirige hacia la residencia para rescatar a los ancianos.

Finalmente, a pesar de tener las típicas irremediables bajas, los hermanos y los abuelos terminan montándose en un barco, sin destino fijo (aunque se les ve muy felices) y la película termina de forma abierta, con un alegato en el barco por parte del abuelo de los jóvenes de la necesidad de la resistencia heróica de los londinenses, como en otras ocasiones de la historia.

"Cockneys vs. zombies" es una película interesante, con algunos toques de humor inglés bastante buenos, unos efectos especiales bien realizados en general y una historia, aunque sin mucha originalidad ni nada demasiado extraordinario, que es entretenida y se deja ver.

Personalmente no me han acabado de convencer totalmente las actuaciones, sobre todo de los protagonistas. El tema de los abuelos en la residencia le da un punto divertido e innovador, siendo muy destacable la gran escena de la persecución de los zombis a un anciano con andador, toda una carrera de "extrema" velocidad muy divertida. Otra cosa destacable, para ser una película inglesa, es la gran cantidad de armas y tiros en la historia, positivo al principio, pero que termina siendo algo cansino.

Respecto a los zombis, su apariencia y comportamiento son bastante estándar, lentos, tontos, que pegan mordiscos y contagias y a los que se les vence destruyéndoles la cabeza. La explicación de esta infección no llega a estar clara, aunque tiene unas escenas iniciales bastante prometedoras, sin embargo los muertos antiguos de la obra que comienzan todo no vuelven a aparecen en el desarrollo de esta grabación.

En definitiva, una película recomendable para los aficionados del cine de zombis, de un nivel aceptable comparada con otras filmaciones recientes, sin abusar de los efectos digitales y con una buena fotografía. Por último, aunque al ser una comedia inglesa puede recordar en la estética a la gran "Shaun of the dead", tiene un humor más flojo, unos personajes con menos carisma y un final que parece que te deja a medias.

Trailer (en inglés):


Valoración:

lunes, 26 de noviembre de 2012

(1936) La rebelión de los muertos

La rebelión de los muertos, titulada originalmente como "Revolt of the zombies" es una película estadounidense rodada en 1936, siendo considerada como la segunda película de zombis de la historia, tras la mítica "White zombie", con la que comparte directores, aunque poco o nada tiene que ver con esa gran filmación de 1932.

La historia comienza situándonos en la I Guerra Mundial -de hecho, en aquel momento solo existía aquella- donde según parece, se están utilizando soldados zombis camboyanos en el frente franco-austríaco. Estos soldados se destacan por tener la voluntad totalmente anulada, dominados por la influencia de un sacerdote de magia negra, tienen una fuerza extraordinaria y lo mejor es que parece que no los detienen ni las balas.

Los aliados buscan cómo hacer frente a esa plaga de seres automatizado. Posteriormente, se enviará una expedición de arqueología a la región camboyana de Angkor para conocer el secreto de los zombis y destruirlo. A partir de aquí la acción se centra en los arqueólogos, en sus amores, desamores y envidias. Total que uno de los miembros del equipo descubre todos los secretos de la ceremonia zombi y comienza a utilizar ese conocimiento en su interés para estar con la mujer a la que ama.

Finalmente este hombre renunciará a todos sus poderes de forma voluntaria por la mujer a la que quiere, sin embargo, este momento es aprovechado por la legión de personas zombificadas que han recobrado la conciencia para ajustar cuentas con este personaje, matándolo de un disparo ante la mirada de su amada.

"La rebelión de los muertos" es una película más reconocida por el momento en el que se hizo que por la propia historia que deja bastante que desear. De los mismo directores de "White zombie", se intentó estirar el éxito de esta última de una forma muy cáotica y en general desafortunada.

La trama no levanta el más mínimo interés, la narración da saltos incomprensibles, no existe ningún tipo de caracterización, la acción es mínima e inconexa y aún siendo una grabación corta (poco más de una hora) se hace lenta por sus múltiples escenas largas e intrascendentes.

En esta ocasión la mayoría de "zombis" que aparecen no son tales, simplemente son personas hechizadas, hipnotizadas, guiadas por los poderes mentales que la magia negra concede al hechicero en cuestión. Probablemente los únicos muertos vivientes que aparecen realmente, aún de forma breve, sean los soldados camboyanos del comienzo que seguían adelante a pesar de ser disparados en múltiples ocasiones.

En definitiva, una grabación recordada por ser el primer gran fiasco del recién estrenado cine de zombis, una filmación de 1936 que pretendía continuar con la historia de "White zombie", pero que terminó convirtiéndose en un desarfortunado intento sin demasiado sentido.

Película completa (en inglés):


Valoración:

domingo, 25 de noviembre de 2012

(2012) La cabaña en el bosque

La cabaña en el bosque es una película de terror estadounidense estrenada en 2012. Su título original es "The cabin in the woods" y en Lationamérica también es conocida como "La cabaña del terror".

La historia comienza con dos hilos aparentemente inconexos. Por un lado, unos técnicos en una especie de central o gran industria secreta preparan con su equipo algo parecido a un experimento misterioso. Por otro, un grupo de cinco jóvenes se marchan en caravana a pasar unos días a una apartada cabaña en mitad de un bonito bosque con su típico lago y todo.

La película continúa su desarrollo paralelo, con el grupo de jóvenes pasándolo bien en la cabaña donde comienzan a suceder cosas raras, como si de una típica película de terror adolescente se tratara, y con esta corporación secreta observando al grupo y modificando el ambiente, totalmente a lo "El show de Truman".

Los jóvenes bajan al sótano de la cabaña donde encuentran todo tipo de extraños objetos. A una de las chicas le da por leer un antiguo libro que aparentemente provoca que un par de muertos revivan de sus tumbas cercanas con muchas ganas de hacer correr la sangre. Pronto se dan cuenta de que hay un par de zombis armados que matará a todo el que se le cruce por su camino. Intentan escapar en la caravana, pero desde el centro de control de esa extraña corporación del principio, hacen que les sea totalmente imposible al derribar el túnel de acceso.

Los únicos dos jóvenes que logran salir con vida del intento de huída y los ataques de los muertos vivientes descubren la forma de salir de aquel escenario de un ya más que evidente montaje. Se montan es una especie de ascensor y se percatan durante el camino que están allí almacenados todo tipo de criaturas y monstruos preparados para matar: hombres lobo, fantasmas, reptiles gigantes, zombis... e incluso un unicornio con muy mala ostia.

Los jóvenes se encuentran en un complejo que opera en todo el mundo que se encarga de hacer sacrificios a los dioses ancestrales mediante unas puestas en escena muy de película, con la utilización de distintos personajes maléficos y con el objeto de obtener la sangre de sus víctimas. Para salvarse, los jóvenes ponen el libertad a las decenas de monstruos que allí se encontraban, provocando en las instalaciones todo un baño de sangre y vísceras. Finalmente logran sobrevivir a todo, sin embargo, que no hayan muerto provoca de forma efectiva que esos ancestrales -y gigantescos- dioses se levanten de muy mal humor.

"La cabaña en el bosque" es una película en conjunto bastante original y entretenida, al principio parece un poco confusa y da la sensación de que poco o nada nos va a sorprender, sin embargo, a medida que avanza se va haciendo más prometedora hasta llegar a un final que sin duda resultará bastante innovador.

Realmente no es una película de zombis al uso, aunque más o menos así parece en la primera parte de la trama, con la aparición en escenas de muertos vivientes que utilizan armas, son aceptablemente ágiles e inteligentes y bastante difíciles de eliminar, aunque después sabremos que su función es simple y únicamente la de matar, como cualquiera de las otras criaturas.

Los efectos especiales están bastante bien (se nota que hay presupuesto), las actuaciones no están mal del todo y el argumento va cambiando de película juvenil a filmación de ciencia ficción. Como aspectos negativos caben destacar que es bastante irregular, deja muchos interrogantes abiertos e incluso puede ser considerada como paranoica o que su mayor encanto es el de reunir todo el imaginario de terror en una sola habitación.

En definitiva, una película recomendable, con muchas sorpresas y con una primera parte marcada por los zombis, más lenta y predecible que su desenlace. Una pena que en España no se vaya a estrenar en cines, esperándose su salida directamente para DVD.

Trailer (en inglés):


Valoración: