sábado, 10 de marzo de 2012

(1992) Braindead. "Tu madre se ha comido a mi perro"

Braindead, literalmente "Muerte cerebral", aunque en España es conocida como "Tu madre se ha comido a mi perro" y en EE.UU. como "Dead Alive".

Podemos decir que esta película de zombis, dirigida por Peter Jackson, se ha convertido en una película de culto del género zombie y gore, no en vano es considerada como una de las películas más sangrienta de la historia.

Una de las peculiaridades sobre la trama es que la plaga zombi se inicia mediante la infección de un extraño animal que llega a un zoológico de Nueva Zelanda. Según se cuenta, esa especie de mono, originario de una misteriosa isla africana, es el resultado de la violación de ratas, que venían a bordo de barcos de esclavos, a pequeños monos. A partir de la primera mordedura, la infectada (esa madre que luego se come al perro de la vecina) muere y a continuación comienza a comerse a todo aquel que se le pone por delante.

La película, con escenas inolvidables, como la paliza que le da el protagonista a un recién nacido zombi (fruto de una relación entre un sacerdote zombi y una enfermera casi decapitada), cuando la madre se come su propia oreja o, como no, la megasangrienta escena del corta cesped descuartizando cuerpos de no-muertos.

Lo más negativo quizá sea una fotografía poco afortunada por momentos, algunas escenas propias de serie B y quizá demasiada sangre con grumos, excesiva en algún instante, pero divertidas en otro.

En definitva, una película de zombis original, con una estética muy peculiar, momentos muy cómicos y totalmente necesaria de ver para conocer en su amplitud este género.

Trailer (inglés):


Valoración:

1 comentario:

  1. La sangre con grumos nunca es demasiada ;)

    ResponderEliminar