sábado, 17 de noviembre de 2012

(2005) El regreso de los muertos vivientes 5: Rave to the grave

El regreso de los muertos vivientes 5 es una película estdounidense de 2005, denominada originalmente "Return of the living dead: Rave to the grave", literalmente algo así como "El regreso de los muertos vivientes: Fiesta -rave- hasta la tumba", aunque esta última parte en español también se ha traducido como "Danza macabra" no sabemos muy bien por qué, ya que precisamente la historia gira en torno a fiestas tecno con mucha droga de por medio, conocidas como "rave".

Esta filmación representa la quinta parte de esta saga -un poco cansina ya- después de "El regreso de los muertos vivientes" de 1985, "El regreso de los muertos vivientes 2" de 1988, "El regreso de los muertos vivientes 3" de 1993 y "El regreso de los muertos vivientes 4: Necropolis" de 2005. Efectivamente, aunque resulte extraño, la cuarta parte es del mismo año que la quinta... cosas de la sobreexplotación.

La historia comienza con los dichosos bidones de Trioxin de por medio. Esta vez, y en clara conexión con la anterior entrega, el creador de la sustancia ha quedado con unos oficiales del gobierno ruso que pretenden deshacerse de ese producto químico de una vez para siempre. Para demostrar que es realmente la sustancia que buscan, reaniman a tres cadáveres y, claro, como era esperable, terminan todos con los cerebros devorados por los zombis reanimados.

Su sobrino recibe la noticia del asesinato de su tío y visita la casa de éste donde encuentra dos bidones más de Trioxin. Nuestro protagonista llama a un amigo químico que analiza el contenido del barril, sin embargo, este amigo es un poco tonto y no se ocurre otra cosa que hacer unas pastillas basadas en el Trioxin para venderlas como droga en el mundillo de las típicas fiestas pastilleras.

Las personas que toman la droga se van convirtiendo en zombis, rápidos, inteligentes y con ganas de comer cerebros. En todo esto, también están metidos dos peculiares agentes de la Interpol que suponemos que salen en la película para aportar un poco de humor, aunque nunca lo consiguen. Total, que tardan una infinidad de tiempo en darse cuenta de lo que está suciendo y ya hay cientos de pastillas distribuyéndose para una gran fiesta de Halloween.

Como también era de esperar, pues en la fiesta empiezan a comerse los unos a los otros y momentos trágicos personales por aquí y algo de acción por allá y nada, que terminan dando un petardazo con un mísil en la zona, y asunto acabado, como en la entrega original de esta saga, pero a lo cutre.

"El regreso de los muertos vivientes 5: Rave to the grave" es una película mala, prescinbible y realmente sin ningún interés. Cosas peores respecto a efectos o argumentos hay por ahí, pero es que esta filmación no aporta nada original, es un intento más de estirar hasta el infinito esta saga, algo que no sería negativo, sino llega a ser que desde la tercera entrega se han ido convirtiendo en típicas películas de miedo juvenil.

Sobre los zombis, muy confuso todo. Al principio le cortan la cabeza a uno y sigue hablando, luego le clavan un lápiz a otro en la cabeza y se muere. Como es habitual en esta franquicia, los muertos hablan, comen cerebros e incluso corren. Aunque aparecen muertos que reviven, el resto de zombis parecen más infectados que muertos vivientes, van cambiando pero no parece que mueran antes de convertirse en monstruos. También aparece un muerto que sale del propio bidón, con la estética de la primera parte, aunque su papel en la historia es... hacer autostop, ver para creer. Los efectos y la caracterización nada de otro mundo.

En definitiva, fiesta, tías, zombis, tiros, mordiscos en el cerebro... el perfecto cóctel para ser una película juvenil intrascendente, nada recomendable en una saga que parece haber perdido totalmente el rumbo. Esta producción está marcada por las incoherencias, las malas actuaciones y un guión inexistente. Todo un insulto a la original "El regreso de los muertos vivientes" de 1985.

Trailer (en inglés):


Valoración:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada