domingo, 29 de abril de 2012

(1972) Los niños no deben jugar con cosas muertas

Los niños no deben jugar con cosas muertas es una película estadounidense de 1972 titulada originalmente "Children shouldn't play with dead things". De forma absurda y con fines únicamente publicitarios, también se distribuyó en España con el nombre de "La noche de los muertos vivientes 2" aunque nada tiene que ver ni con Romero ni con el propio argumento de la mítica "La noche de los muertos vivientes" grabada en 1968.

La película se centra en un grupo de jóvenes actores que forman una compañía de teatro liderada por Alan, un director déspota, loco y un poco tonto que llama constamente a los actores "niños", de ahí el título de la película. Alan ha preparado un viaje especial para su compañía con la intención de realizar macabros juegos.

En un bote, llegan a una pequeña isla de la que Alan cuenta terribles historias de asesinatos y extraños sucesos al resto del grupo (2 hombres y 3 mujeres). Por fin llegan a una solitaria casa cercana a un terrorífico cementerio local. El objetivo de Alan es hacer brujería, realizar un rito satánico en el cementerio que levante a los muertos de sus tumbas.

Medio en broma, medio en serio, terminan desenterrando un par de muertos y realizando la invocación al diablo, sin embargo, parece que nada ocurre. Los miembros de la compañía, a los que en ningún momento les ha gustado un pelo esta idea, están un poco hartos ya del comportamiento lunático de su director y piden marcharse de una vez del cementerio. No obstante, antes de volver, el imbécil del director decide llevarse a uno de los muertos desenterrados a la casa.

Después de bromear y regodearse del muerto robado, hasta el punto de simular una boda y acostarse en la cama con él, el director termina discutiendo con su compañía que decide irse de una vez de aquel lugar. Sin embargo, es demasiado tarde, ya que los muertos han comenzado a despertar del cementerio con muchas ganas de sangre. Los protagonistas se refugian en la casa, pero uno tras otro, sus planes de escapatoria van cayendo en desgracia y también uno tras otro, los actores de la compañía van cayendo en manos de los muertos vivientes.

El último superviviente será el propio director, que se refugia en el dormitorio donde, como no podía ser de otra forma, le estaba esperando el muerto del que se había regodeado, esta vez convertido en un zombi sediento de venganza. La película termina con imágenes de los muertos vivientes cogiendo el bote con el que llegó a la isla el grupo y marchándose mar adentro.

En esta película los muertos se levantan de su tumba por un desafortunado hechizo de brujería de un grupo de jóvenes al que se les va de las manos rápidamente la situación. Un film entretenido, aunque excesivamente lento, de hecho, los muertos -caracterizados de forma bastante aceptable- tardan muchísimo en levantarse, ya en el último cuarto de la grabación. Tampoco le hace excesivo bien una ambientación musical excesivamente molesta y repetitiva.

En definitiva, "Los niños no deben jugar con cosas muertas" se nos presenta como una película con una estética de zombis modernos, donde los muertos se levantan por una invocación a satanás fuera de control. Aunque mejorable en muchos aspectos, es una aceptable película del género zombi de los años setenta con un original planteamiento.

Película completa:


Valoración:

(1959) Plan 9 del espacio exterior

Plan 9 del espacio exterior, en inglés "Plan 9 from outer space" es una película estadounidense de 1959, considerada de culto por los aficionados al cine de terror y denominada originalmente "Grave robbers from outer space", es decir, "Ladrones de tumbas del espacio exterior". En esta ocasión serán los seres extraterrestres los que devuelvan a la vida a los muertos mediante sus avanzadas técnicas científicas.

La película nos sitúa en San Fernando (California) donde comienzan a ocurrir extraños acontecimientos. Los avistamientos de platillos se suceden y lo que es más inquietante, algunos muertos han revivido y deambulan por el cementerio y sus alrededores. El gobierno y los militares niegan oficialmente ningún contacto con los extraterrestres, pero sin duda parece que ambos acontecimientos están relacionados.

Las evidencias sobre la existencia de naves extraterrestes parecen ya abrumadoras, se han visto por toda California, se han recibido mensajes e incluso han intentado aterrizar ante la presencia de los humanos. Sin embargo, los mandatarios son reacios y el ejército ha atacado sistemáticamente a las naves cada vez que han intentado acercarse a la tierra.

Los extraterrestes, que en principio vienen en son de paz, se cansan de la actitud belicosa de los humanos y comienzan a desarrollar el "Plan 9" que se basa, ni más ni menos, en convertir en violentos zombis a los muertos con sus pistolas eléctricas. De esta forma, los humanos ya no podrían seguir negando su existencia.

Un teniente de la policía, un mando militar, un piloto -que tuvo una experiencia directa con los platillos mientras volaba- y la mujer de éste último logran llegar hasta una de las naves de los extraterrestres y descubren todas sus intenciones. En una actitud un tanto beligerante para venir pacíficamente, la pareja de seres de otro planeta que se encuentra en la nave (con una estética idéntica a la humana y controlando el inglés a la perfección, aunque curiosamente los mensajes lo enviaban en su propio idioma), explican a los protagonistas que su interés por contactar con los humanos es para avisarles que su desarrollo armamentístico está poniendo en peligro a toda la galaxia, que terminarán descubriendo la "explosión solar" que acabará con todo y que han venido para evitarlo, por las buenas o por las malas.

Finalmente, comienza una pelea dentro de la nave entre humanos y extraterrestres. Los humanos logran escapar, no sin antes provocar importantes destrozos en la nave que acabará explotando en pleno espacio. Por su parte, los muertos vivientes terminarán convertidos en esqueletos.

La película tiene muchas curiosidades. Fue rodada en 1956, año de la muerte de Béla Lugosi que será el encargado de encarnar a uno de los tres zombis que aparecen en el film. Sin embargo, la película no se distribuyó hasta 1959, cambiándose el título de "Grave robbers from outer space" al actual e incluyendo varias secuencias de Lugosi que nada tenían que ver con la película como un homenaje realizado por su amigo, el director de la grabación, Ed Wood.

Centrándonos en la propia película, hay que reconocer es de Serie B total, con unos efectos especiales bastante cutres, rozando por momento el absurdo y que no deja de provocar sonrisas. Destacamos, por ejemplo, la vestimenta (entre medieval y de Star Trek) de los extraterrestres y los decorados de la nave hechos de cartón. Por otro lado, son frecuentes las escenas interminables, como cuando un militar está mirando el cielo durante minutos.

En definitiva, una historia llamativa en una película que superó el fracaso inicial para convertirse con los años en una auténtica referencia de culto para el cine de terror donde se mezcla la crítica social de unos extraterrestres -por otro lado machistas y creyentes en Dios- que vienen a evitar la destrucción de la galaxia reviviendo a los muertos con métodos de electroshock. Recomendable en muchos sentidos, aunque limitada en otros tantos.

Película completa (inglés)


Valoración:

sábado, 28 de abril de 2012

(2005) La tierra de los muertos

La tierra de los muertos, originalmente denominada "Land of the dead", es una película de producción conjunta entre EE.UU., Canadá y Francia, dirigida por el célebre director George A. Romero en 2005. "La tierra de los muertos" es la cuarta grabación de la saga de Romero tras la clásica "La noche de los muertos vivientes" de 1968 y su secuela "El amanecer de los muertos" de 1978 y "El día de los muertos" de 1985.

Nos situamos en un mundo apocalíptico, donde hace tiempo comenzó la infección zombi y prácticamente todo y todos han desaparecido de una tierra dominada por los muertos vivientes.

Los zombis -o "podridos" como le denominan en el film- continúan con comportamientos reflejos de su vida anterior. En esta ocasión también existirá un zombi carismático, como en su última película "El día de los muertos", denominado ahora Big Daddy y que capitaneará al ejército de zombis.

La acción se centra en una ciudad fortificada, dominada por un lujoso complejo con centros comerciales, restaurantes y fuertemente vigilada denominado "Fiddler's Green" y cuyo propietario, un malvado hombre de negocios denominado Kaufman, es el cacique tirano que hace y deshace. En el lujoso edificio solo se alojan personas de elevado nivel económico, el resto de personas supervivientes, el pueblo llano, viven como pueden en los suburbios de la ciudad.

Riley y Cholo son dos buscavidas que trabajan para Kaufman haciendo incursiones a pueblos cercanos para tomar todo lo necesario (víveres, medicinas y materiales) para que la ciudad, pero sobre todo el lujoso edificio, sigan funcionando. Riley será el bueno de la película, un hombre con sentido de la justicia, mientras que Cholo será su antagónico, un mercenario cuyo único interés es el dinero.

Gran parte de lo que queda de sociedad se nos presenta como corrupta y viciosa, mientras otra parte del pueblo intenta levantarse en contra de la tiranía de Kaufman, en un evidente guiño a la luchas de clase contra las jerarquías sociales.

Riley está cansado de la corrupción y de Kaufman y pretende escapar de ese lugar con destino a Canadá, donde no haya otras personas. Nuestro protagonista siempre va acompañado de su socio, un hombre con una excepcional puntería y desfigurado por un incendio del cual le salvó el propio Riley.

En esta película los zombis utilizan herramientas, cuchillos y armas, se comunican entre ellos y lo que es más destacado, están aprendiendo los unos de los otros para enfrentarse a los humanos que los suelen masacrar sin piedad.

Cholo también quiere retirarse, pero él quiere una casa en Fiddler's Green, pero Kaufman se niega y pretende matarlo, por lo que Cholo y su grupo de mercenarios se rebelarán por su propio interés contra el malvado mandatario.

Kaufman recurre a Riley para capturar a Cholo y recuperar "El azote de los muertos", un vehículo blindado especialmente diseñado por el propio Riley para exterminar zombis. El trato será que Kauffman facilitará la marcha de nuestro protagonista si logra capturar a Cholo, que amenaza con bombardear la ciudad.

A Riley y su socio, le acompañará en su aventura una joven prostituta a la que salvaron cuando iba a ser presa de los zombis en un macabro juego orquestado por Kaufman en un pub. También van tres soldados especiales facilitados para la misión del propio ejércido del malvado hombre de negocios (entre ellos el soldado "Manolete, como el torero" que será el primero en cascarla).

Los zombis han roto las barreras de seguridad y acosan la ciudad acercándose andando por debajo del agua que la rodea. Lo que han aprendido les sirve para superar las fuerzas de seguridad de la ciudad. Riley logra detener a Cholo y captura El azote de los muertos y se dirigen hacia la ciudad donde la guerra contra los podridos continúa, cada vez, con peores resultados.

Finalmente, los muertos vivientes llegan hasta el lujoso edificio. En su interior, Kaufman es asesinado cuando intenta huir a manos de Cholo ya zombi y de Big Daddy que hace explotar su coche. Cuando Riley por fin llega a la ciudad , está todo ya destrozado, aún así, logran salvar a un grupo de personas que todavía resistía, después, parten hacia el norte.

Ansiada y esperadísima película, la vuelta al género de George A. Romero, ni más ni menos, que 20 años después. Una gran película donde se evidencia el aumento del presupuesto en la grabación respecto a sus predecesoras y pretende ser una vuelta de tuerca más en el proceso evolutivo de los zombis de Romero.

En definitiva, una película muy recomendable de ver, la vuelta de Romero a las películas de zombis, esta vez con más acción y mejores efectos especiales que nunca, aunque eso mismo pueda hacer aflorar la nostalgia a los más ortodoxos del género respecto a las películas anteriores.

Trailer:


Valoración:

viernes, 27 de abril de 2012

(1980) Alien dead

Alied Dead es una película estadounidense producida en 1980 que gira en torno a una infección zombi producida por elementos extraterrestres.

La trama se desarrolla en un pueblo rural en el sur de los Estados Unidos, donde una mujer desaparece en extrañas circunstancias en la zona pantanosa del pueblo. Inmediatamente, un periodista del periódico local -que será el protagonista del film- comienza a investigar sobre lo sucedido sin que el sheriff del municipio le sirva de demasiada ayuda.

Mientras, unos extraños seres están apareciendo por el lugar con muchas ganas de asesinar y comer carne humana,  convirtiendo en zombis a todos los que muerden (y no lo deboran, claro). Según parece, los zombis se han comido a todos los cocodrilos del pantano y ahora que se han acabado, parece apeterceles las personas que caen a su alcance.

La ineficiente policía, que estorba más que ayuda, cree que ha sido un cocodrilo el causante de las desapariciones que se han ido sucediendo. Sin embargo, el periodista ayudado por una muchacha local y el guardabosques logran descubrir lo que ocurre gracias al testimonio de una mujer, que el pueblo creía loca, y que les cuenta que vio caer un meteorito (aunque en la película parece más bien una bengala) en el propio pantano y comprobó con sus propios ojos cómo había provocado el levantamiento de los muertos.

Los protagonistas deciden plantarles cara a los muertos vivientes, pero pronto verán frustrados todos sus intentos. Al final, son acosados por los zombis y sólo logran sobrevivir el periodista y la muchacha del pueblo, la pareja logra escapar en un bote que termirará a la deriva y encontrados por el sheriff. Ahí acaba la película, de forma abierta, mientras se observa a un zombi elevarse sobre el agua.

Es destacable que en los zombis de la película son totalmente anfibios, atacando por igual en tierra que desde el fondo del agua, a lo "Tiburón". Por otro lado, la caracterización  de los zombis en la película es bastante peculiar, propia de una buena fiesta de Halloween, aunque, eso sí, con maquillaje "waterproof".

La película, con algunas escenas repetitivas -como los baños de mujeres semidesnudas en el pantano con el mismo fatal desenlace-, intenta profundizar en la influencia de un meteorito en la reanimación de los muertos, aunque en todo momento parece que al argumento le falta algo.

En definitiva "Alien dead" es una grabación con escasos medios, rodada de forma mejorable y con un argumento que tampoco brilla en exceso producida en los inicios de una década, como la de los ochenta, donde se explotaría de forma definitiva el fenómeno zombi.

Película completa:


Valoración:

jueves, 26 de abril de 2012

(1943) Revenge of the zombies

Revenge of the zombies, también conocida en el mundo hispano como "La venganza de los muertos vivos", es una película estadounidense filmada en 1943 y considerada como una "semisecuela" de "El rey de los zombies" grabada dos años antes. De hecho, tanto la trama como los personajes se desarrollan de forma similar a la película predecesora.

En esa ocasión, tres hombres se desplazan hasta una misteriosa mansión para el funeral de la hermana de uno de ellos. Sin embargo, pronto descubren que la joven mujer ha sido convertida en una muerta viviente y desaparece. Todas las sospechas se ciernen, obviamente, sobre su marido, un científico frío y sin escrúpulos con una decena de sirvientes zombis.

Los protagonistas continúan investigando ante desaparición de la joven muerta, que realmente parece que ha tomado cordura y se niega a servir a su malvado esposo, el cual intenta reclutar un gran ejército de zomis con la voluntad anulada que pueda servir a los nazis en la Segunda Guerra Mundial, ya que, efectivamente, el científico malvado es en realidad un despiadado investigador al servicio del Tercer Reich.

Cuando el científico es descubierto en sus deleznables intenciones, el trío protagonista, junto con un agente estadounidense infiltrado, logran acabar con sus planes, pero no solo eso, sino que su ejército de zombis se ha revelado contra él, al parecer comandado por su difunta esposa, y están sedientos de venganza. El científico trata de huir bosque adentro, pero es capturado por su propia esposa, hundiéndose mortalmente la pareja en arenas movedizas.

"Revenge of the zombies" es bastante similar, en todos los sentidos, tanto positivos como negativos a "King of the zombies", aunque sin contar con sus notas de frescura y originalidad. Lo que es el argumento parece haber sido mejorado, aunque quizá se trata de un demasiado precipitado remake de una historia idéntica grabada solo dos años antes.

En definitiva, una película que vuelve a tratar el fenómeno zombi como un proceso potencialmente devastador y peligroso en manos de malvados sin escrúpulos que puede someter la voluntad de los fallecidos mediante una mezcla de ciencia y brujería. Recomendada para los amantes de los muertos vivientes de la primera época.

Película completa (inglés):


Valoración:

miércoles, 25 de abril de 2012

(1941) El rey de los zombies

El rey de los zombies, cuyo título original es "King of the zombies" es una producción de terror estadounidense grabada en el año 1941.

En plena Segunda Guerra Mundial, una avioneta estadounidense sobrevuela las islas del Caribe. Perdidos, sin combustible y en mitad de una gran tormenta, los ocupantes deciden realizar un aterrizaje forzoso en una misteriosa isla desde la que oyen una señal de radio.

El avión se termina estrellando en el islote y los tres pasajeros (el piloto, un hombre del gobierno y su criado) salen del percance indemnes, aunque de forma muy poco creíble. Al poco tiempo encuentran en la isla una lujosa y misteriosa mansión regentada por un no menos extraño personaje denominado Dr. Sangre.

Aislados de la civilización, no tardarán en comenzar a darse inquietantes acontecimientos que revelen la presencia en la mansión de un ejército de zombis. Nuestro trío protagonista se pone a investigar los extraños fenómenos y descubren que el malvado Dr. Sangre está experimentando con los lugareños utilizando una mezcla de hipnotismo y vudú con el fin de crear una legión de zombis esclavos.

Pero la maldad del Dr. Sangre va más allá, ya que también es un espía del bando nazi que pretende obtener información relevante para la guerra. De hecho, descubren al villano en mitad de un rito vudú mientras intenta utilizar la magia negra para interrogar a un almirante americano que se había extrellado igualmente en la isla con anterioridad. Finalmente, tras interrumpir el rito, los zombis se acaban poniendo en contra del tirano Dr. Sangre, atacándolo y eliminándolo.

Lo más interesante de la película puede ser la trama donde une el tradicional personaje malvado que pretende levantar a los muertos en su propio beneficios, junto con un tema de máxima actualidad en aquella época como eran los los secretos de guerra en la Segunda Guerra Mundial.

El tema de los muertos vivientes se trata de una perspectiva un tanto confusa, ya que por momentos parecen hipnotizados, otras embrujados y en otras ocasiones, según relatan, realmente muertos. La película está rodada en tono de humor, algunas veces resulta simpático, aunque el repetitivo humor racista puede llegar a parecer ofensivo ahora e incluso para la época en la que fue grabada.

En definitiva, una película que puede ser de interés por el contexto en la que fue grabada, donde podemos encontrar, quizá por primera vez, una mezcla entre zombis e intereseses nazis, con una historia sin grandes sorpresas y un humor no siempre afortunado. Una importante base para historias posteriores.

Película completa (inglés):


Valoración:

martes, 24 de abril de 2012

(1986) Zombie nightmare

Zombie nightmare, que se podría traducir como "Pesadilla zombi", es una película canadiense de 1986 que gira en torno a la venganza de un muerto que vuelve a la vida por mediación de la magia negra.

La película comienza narrando la muerte del padre del protagonista que, tras salir en defensa de una mujer amenazada, recibió una puñalada mortal. Nuestro protagonista es un joven deportista con pinta de Conan el Bárbaro. El joven, con gran sentido del bien, también defiende a un tendero de unos atracadores, saliendo ileso, pero justo después, es atropellado mortalmente por una pandilla de jóvenes con ansias de mal.

Al enterarse de su muerte, la madre avisa a la vecina, aquella al que el padre defendió, que ahora es una sacerdotisa o bruja conocedora de los secretos del vudú. La bruja avisa a la madre que puede hacer que su hijo vuelva a la vida, pero solo para ejecutar la venganza por su muerte. La madre acepta y, efectivamente, el muerto revive con mucha sed de venganza.

Uno tras otro va ajustando cuentas con la pandilla que iba en el coche que lo atropelló. El detective de la policía que estudia el caso le sigue la pista de cerca. Lo persigue hasta llegar al cementerio donde se levanta su padre muerto para llevarse con él al mencionado detective de la policía que resultaba ser el mismo joven que al principio lo acuchilló provocándole la muerte.

Zombie nightmare es una película muy justita, con unos personajes muy estereotipados y un argumento pobre que inevitablemente recuerda a la película "El Vengador Tóxico" rodada dos años antes, en 1984. En la película se utiliza en vudú de forma no muy afortunada, prácticamente como si fuera un exorcismo y el resultado es una especie de Hulk capaz de mover un camión y cuya energía está basada únicamente en la sed de sangre para su venganza.

En definitiva, una película de terror más de la prolífera década de los 80, donde se combina la magia negra y la venganza ante un asesinato injusto en un film que puede llegar a ser entretenido, aunque del que no se debe esperar grandes cosas.

Escena (inglés):


Valoración: 

lunes, 23 de abril de 2012

(1985) El día de los muertos

El día de los muertos es una película estadounidense dirigida por George A. Romero en 1985. Su título original es "Day of the dead" y es la tercera de las películas de la saga de Romero después de "La noche de los muertos vivientes" de 1968 y "El amanecer de los muertos" de 1978.

En esta película la trama se ambienta en un búnker militar subterráneo donde se está desarrollando un proyecto científico para investigar la naturaleza de los zombis y cómo poder combatirlos. El grupo de supervivientes que habita en las amplias instalaciones está formado por tres científicos, un piloto, un especialista electrónico y media docena de militares capitaneados por un malvado y despiadado mando. La protagonista central es Sarah, miembro del equipo científico.

Desde muy pronto, los intereses de los militares comienzan a chocar con lo de los científicos. Los militares les exigen resultados y les demandan una solución para no perder más hombres, intentando imponer un férreo régimen de control militar en las instalaciones. Esquivando el despotismo y violencia extrema del capitán militar, los científicos intentan continuar su trabajo.

El interés de Sarah es estudiar cómo se puede revertir el proceso, sin embargo, otro de los miembros, un viejo profesor, intenta domesticar a los muertos vivientes, dejándonos varias escenas inolvidables con el célebre "Bub", el zombi predilecto del investigador al que trata de reeducar con objetos de la vida diaria (un teléfono, un libro, un walkman...) para intentar que vuelva a demostrar signos de civilización.

La tensión con los militares sigue en aumento hasta que descubren que el viejo científico está utilizando los cuerpos de sus compañeros caídos para la experimentación. Sin dudarlo, el malvado capitán acribilla al investigador, mientras paralelamente uno de los militares, herido por una mordedura, decide suicidarse arrojándose a los zombis y dejándolos entrar en el recinto militar.

El capitán ha tratado de asesinar a Sarah, al piloto y al especialista en electricidad, pero han conseguido escapar del malo y además, de la masa de zombis habrientos. Los militares van cayendo uno tras otro -descuartizados mayormente- presa de los muertos vivientes que ya lo abarrotan todo.

Para el capitán se reserva un final especial, y es que "Bub", el zombi amaestrado, venga la muerte de su amigo el profesor disparándole con una pistola y provocando que se lo zampen sus compañeros muertos vivientes. El trío superviviente consigue desplazarse en helicóptero hasta una isla desierta donde termina la película.

En esta ocasión la película tiene connotaciones diferentes respecto al argumento y las características de los propios zombis que sus predecesoras. Ahora los muertos vivientes son más fuertes y evidentemente más inteligentes, como demuestra el peculiar adistramiento de Bub.

Quizá no guste en algunos sectores esa modificación del estereotipo de zombi que el propio Romero comenzó a forjar en "La noche de los muertos vivientes", sin embargo, se percibe un esfuerzo por profundizar en las connotaciones más humanas de los zomis, a la vez que se les dota de mayor espectacularidad.

De nuevo la crítica social está presente de forma muy evidente, quizá demasiado. Desde el comienzo los roles están muy marcados y los personajes quizá evolucionan menos que en anteriores ocasiones. Por otro lado, también merece la pena destacar la evidente mejora de los efectos especiales respecto a las dos entregas anteriores.

En definitiva, "El día de los muertos" se puede considerar como una película indispensable para el género zombi en general y para los seguidores de George Romero en particular. Mejores efectos, mísma crítica social, zombis más inteligentes y menos profundidad en los personajes, pueden ser las notas que definan a esta gran producción.

Trailer (inglés):


Valoración:

(1978) El amanecer de los muertos

El amanecer de los muertos, titulada originalmente "Dawn of the dead" es una película estadounidense dirigida por George A. Romero en 1978, siendo la continuación de la clásica "La noche de los muertos vivientes" filmada 10 años antes. En España se le conoce también como "Zombie", un título desafortunado que puede ser confuso, e incluso se le ha llegado a denominar "La noche de los muertos vivientes 2" sin respetar de nuevo su título original.

En esta ocasión la historia se centra en un grupo de cuatro supervivientes en un mundo apocalíptico: dos policías, un piloto amigo de uno de ellos y la novia del piloto. Con la ayuda de un helicóptero, el grupo decide refugiarse en un centro comercial. Pronto, comenzarán a planificar cómo hacerse con recursos y víveres a la vez que ponen a raya a los muertos vivientes que por allí deambulan que, aunque siguen siendo extremadamente lentos y torpes, suponen una amenaza por su gran número.

Deciden cerrar el acceso al centro comercial para controlar definitivamente la entrada de los zombis al recinto. Con la ayuda de dos camiones salen al exterior y logran taponar la puerta, aunque en el proceso uno de los policías es mordido por una criatura. Un par de días después, el policía acaba muriendo y el compañero le dispara en la cabeza para impedir que se convierta en uno de ellos.

Sin embargo, la mayor amenaza aún estaría por llegar. No se tratan de muertos vivientes, sino de unos saqueadores sin escrúpulos que vienen dispuestos a arrasar con todo y con todos los que se pongan por delante. El trío protagonista le planta cara, mientras una horda de zombis comienza a entrar en el centro comercial gracias a los bandidos. El piloto es herido por uno de los saqueadores y termina siendo devorado por los zombis. La situación en las instalaciones ya es incontrolable.

Finalmente, el policía restante le planta cara a los zombis que suben hacia la azotea (aunque en un primer momento parece plantearse el suicidio) y logra escapar en el helicópero, donde le esperaba la novia del piloto que también ha sobrevivido y había recibido clases para poder emprender el vuelo, en esta ocasión, sin rumbo fijo.

En esta película George Romero expande la epidemia, la hace global, imparable. Saca brillantemente la trama al exterior, sacando un fruto extraordinario al juego con los recursos y posibilidades en el centro comercial, brindándonos algunas escenas bastante divertidas.

En "El amanecer de los muertos" se continúa dibujando el perfil del moderno zombi que tanto impacto y repercusión tendrá en los años posteriores. De nuevo vuelve a tener gran importancia en la historia la televisión, destacando esta vez que la epidemia puede ser de orgen vírico.

Sin duda, lo más característico -más allá de los propios zombis- es una trama donde los malos no son los muertos vivientes, relativamente controlables, sino otros seres humanos sin moralidad que son la verdadera amenaza para los demás supervivientes. Una crítica social, que como siempre ocurre con Romero, le suma puntos a una película muy bien trabajada, aunque evidenciando las lógicas limitaciones de un presupuesto reducido.

En definitiva, uno de los grandes clásicos del género zombi, la primera película a color grabada por George Romero que nos lleva a un mundo apocalíptico donde, sin embargo, la mayor amenaza son los demás humanos. Un trabajo intemporal, básico y que potenciaría la expansión definitiva del fenómeno zombi como lo conocemos ahora.

Trailer (inglés):


Valoración:

domingo, 22 de abril de 2012

(2004) Zombie honeymoon

Zombie Honeymoon, también conocida como "Luna de miel zombi" es una producción independiente de los Estados Unidos rodada en 2004 y promocionada como la primera película de zombis romántica.

La película comienza con la original boda de una pareja de jóvenes estadounidenses que deciden pasar su luna de miel en una casa de un familiar cerca de la costa. Tras idílicas situaciones de recién casados, están en la playa, de repente, surge del agua un extraño ser que ataca al hombre recién casado, vomitándole en la cara una un asqueroso líquido sanguinoliento. El joven enferma y su mujer decide llevarlo rápidamente al hospital.

No obstante, parece que han llegado demasiado tarde y la extraña infección hace que el marido muera repentinamente. Sin embargo, a los diez minutos de estar muerto, revive sorprendentemente de forma aparentemente normal, pero solo aparentemente, ya que ha vuelto a la vida con excepcionales ganas de comer carne humana.

Pronto se dan cuenta de que tienen un problema. El joven muerto viviente necesita asesinar a personas para comérselas, no lo puede remediar, y en todo esto, su mujer, en principio aterrada, termina comprendiéndolo, ayudándolo y encubriéndolo con el fin de cumplir su sueño: irse a vivir a Portugal.

A pesar de tener ya el billete sacado para el día siguiente, el joven, en principio vegetariano, no puede remediar comerse a amigos y al policía que investigaba las desapariciones. Finalmente, el muerto viviente parece atacar a su propia mujer, pero cuando parece que le va a echar una flema de sangre, tal y como le hicieron a él, gira la cabeza en el último momento y termina falleciendo de nuevo junto a su mujer, que lo enterrará en la playa y se marchará, embarazada, a Portugal.

La película mantiene el interés en todo momento y profundiza en la relación de dos personas enamoradas, una de ella cambiando de forma extrema y la otra intentando ayudarle en todo momento. Realmente puedes ponerte en lugar del zombi, puedes comprender que no es posible luchar contra el manifiesto ansia de comer carne humana, que es una enfermedad, aunque conserva su capacidad de razonamiento intacto.

Una buena película, trabajada y original, sin embargo, apenas se le saca jugo al fenómeno zombi. Los mordidos no se transforman y parece que la única forma de contagio es mediante el esputo de sangre final que expulsan los zombis en forma de último aliento, de hecho, solo dos zombis aparecen realmente en el film, el progragonista y el extraño ser que le contagió.

En definitiva, una película de zombis original y atractiva, que aunque si explotar la propia infección, narra una historia de amor verdadero entre uan viva y un muerto viviente. Un drama romántico de zombis que demuestra la riqueza y las diferentes connotaciones que pueden ofrecerse dentro de este género.

Trailer:


Valoración:

sábado, 21 de abril de 2012

(1987) Disturbios en el cementerio

"Una notte al cimitero", conocida en español como "Disturbios en el cementerio" y en inglés como "Graveyard disturbance", es una película de terror italiana rodada en el año 1987.

Un grupo de jóvenes ladronzuelos escapan en furgoneta de una de sus fechorías. Sin embargo, la huída terminará peor de lo que esperaban, con la furgoneta enmedio de un río y el grupo perdido en un bosque donde ocurren extraños acontecimientos.

Al caer la noche, deciden quedarse a dormir cerca de unas misteriosas ruinas de una capilla y un cementerio. Allí descubren una espeluznante taberna regentada por extraños personajes. El tabernero les explica que pueden ganar un cuantioso premio si pasan una noche en un templo profanado, en una cripta maldita.

El grupo acepta la apuesta y se dispone a pasar una noche bastante movidita en las entrañas de un viejo cementerio laberíntico. En las distintas estancias de aquel tenebroso lugar se econtrarán con diversos muertos vivientes y monstruos de todo tipo.

Después de muchas peripecias, todos los jóvenes logran terminar la noche de una pieza y se disponen a recoger su botín como vencedores de la apuesta. Sin embargo, el tabernero, que es en realidad un muerto viviente les hace frente, pero lo superan fácilmente clavándole un cuchillo, así, logran escapar felizmente de una larga noche en el cementerio.

Sobre la película destacamos una divertida escena con una elegante y suculenta cena para un grupo de muertos vivientes compuesta por ratas, fruta podrida, gusanos, arañas y otros manjares similares.

Lo cierto es que poco se puede esperar de una grabación, mezcla entre "Los Goonies" e "Historias de la Cripta", que intenta explotar la amistad y el terror juvenil en una trama demasiado simplona.

En definitiva, "Disturbios en el cementerio" se trata de una película juvenil realizada para la televisión italiana que poco tiene que aportar al género zombi, aunque puede ser una buena opción para los que busquen una película de aventuras con muertos vivientes de por medio.

Trailer (inglés): 


Valoración:

(1993) El regreso de los muertos vivientes 3

El regreso de los muertos vivientes 3 es una película estadounidense de 1993. Es la segunda grabación de la secuela después de "El regreso de los muertos vivientes" de 1985 y "El regreso de los muertos vivientes 2" de 1988. Su título original es "Return of the Living Dead 3" y en España también se le conoce como "Mortal Zombie" en un nuevo sinsentido de los cambios de título.

La película comienza en una base militar donde se está experimentando un arma que pueda controlar los efectos del Trioxin. El hijo del responsable militar se hace con su tarjeta de seguridad y va, junto con su novia, a fisgonear a la base. En ella, son testigos de la experimentación de cómo reviven a los cadáveres con el gas tóxico almacenado en un barril de Trioxin junto a uno de los muertos vivientes originales.

Sin embargo, el experimento sale mal y parece que las investigaciones no dan el fruto esperado, de esta forma, el padre del joven es relevado como mando de las experimentaciones y le comunica a su hijo que se tendrán que volver a mudar a otra ciudad.

El adolescente se niega y se marcha de su casa junto con su novia, pero un desafortunado accidente de tráfico hará que la joven muera. Desesperado, el muchacho lleva a su novia a la base militar y la revive con el producto químico del barril. La novia despierta aparentemente normal, pudiendo hablar y moverse, aunque no tardará mucho en darse cuenta que algo raro le está pasando. Efectivamente, como en las películas anteriores, todos los muertos vivientes sienten una imperiosa necesidad por comer cerebros para mitigar el dolor de estar muertos.

El ejército termina encontrándolos en unas cloacas y capturándolos. Una vez de nuevo en la base, los zombis provocan una situación incontrolable que hace que tenga que destruirse las instalaciones, pero el joven no huye, sino que se queda con su novia zombi para suicidarse juntos en el crematorio.

La película es entretenida, aunque desafortunadamente se deja de lado el sentido del humor que caracterizada a sus predecesoras y pasa a convertirse en una película romántica sobre adolescentes. De esta forma, los zombis ya no son nada divertidos, ahora sufren y tienen más ganas de asesinar que nunca.

Con breves notas gore que tanto gustaba a principios de los noventa, es una película que aprovecha el impulso de sus antecesoras para plantearse como una historia negra, gótica y con marcado carácter adolescente nihilista.

En definitiva, la propuesta no está mal y tiene secuencias bastante interesantes, sin embargo, poco o nada tiene que ver sin con su antecesora ni, por supuesto, con la película original de 1985 que tanto éxito logró.

Trailer:


Valoración:

(1988) La serpiente y el arco iris

La serpiente y el arco iris es una película rodada en Estados Unidos en 1988 cuyo título original es "The serpent and the rainbow". Se trata de un largometraje basado en el testimonio del investigador Wade Davis en su búsqueda de las drogas utilizadas en Haití para las prácticas del vudú.

El doctor Dennis Alan es un antropólogo y etnobotánico con experiencia en la investigación en el Amazonas. El científico es enviado a Haití por una corporación farmacéutica para indagar sobre los productos utilizados en el proceso de zombificación durante los ritos de vudú con el fin de utilizarlos como fuertes anestésicos.

Una vez en la isla, el doctor es ayudado por una bella joven haitiana con la que acabará manteniendo una relación sentimental. A la autoridad místico-civil de la zona, encarnada en un malvado comisario/brujo, no le gusta nada que el extranjero haya venido a meter sus narices en asuntos que no le incumben. De esta forma, no tarda en detener al científico, torturarlo cruelmente (perforándole el escroto) e incluso implicarle en un asesinato con el fin de que abandone el país y su investigación sobre los polvos mágicos utilizados para convertir a las personas en zombis.

En el último momento, antes de salir de Haití, consigue los ansiados polvos y retorna a los Estados Unidos, donde los analizarán químicamente y comenzarán su estudio en profundidad. Mientras, el científico continúa con oscuros y extraños sueños, como en toda la película, donde se libra una doble batalla: en el mundo onírico y en el real, reflejo, quizá, de que es del mismo director de "Pesadilla en Elm Street".

Mediante el uso de la magia negra, hacen que el científico vuelva a Haití, donde todavía se encuentra su amada. De regreso a la isla será víctima en sus propias carnes de un proceso de zombificación, del que logra salir felizmente para enfrentarse y acabar con el malo malísimo de la película.

La película hace un buen uso en la trama de la base científica de la zombificación en los ritos de vudú, sin embargo, los constantes sueños y alucinaciones, las idas y venidas y los escasos ejemplos sobre la mencionada zombificación hace que se pueda perder el interés por momentos en la historia.

En definitiva, un trabajo que intenta profundizar en los elementos tóxicos que componen los polvos utilizados para convertir en zombi a una persona en el ritu de vudú, pero con una historia enrevesada y con una estética y fotografía que recuerda en bastantes momentos a un telefilm.

Trailer (inglés)


Valoración:

viernes, 20 de abril de 2012

(1936) The walking dead

The walking dead, también conocida en España como "Los muertos andan", es una producción estadounidense del año 1936 y una de las primeras películas en tratar el tema de la resurrección de los muertos sin intermediación de la magia negra.

Protagonizada brillantemente por Boris Karloff, la película narra la historia de un músico ex presidiario al que le tienden una trampa una mafia local para que cargue con la culpa del asesinato de un juez. Una pareja de jóvenes que trabaja en un laboratorio han sido testigos de la muerte, pero por miedo no se atreven a hablar hasta el último momento, cuando ya es demasiado tarde y el inocente músico es ejecutado en la silla eléctrica.

Siendo consciente de la injusticia, el responsable del laboratorio donde trabajan los jóvenes realiza un complejo proceso químico-eléctrico que devolverá a la vida al reo ajusticiado y le traerá la fama al científico responsable. La escena de reanimación, inevitablemente, recuerda al Frankenstein que el propio Karloff también encarnó.

Al volver de entre los muertos, el hombre apenas puede hablar y  no recuerda nada de lo ocurrido. Sin embargo, con el paso del tiempo y envestido de un halo sobrenatural, comenzará a vengarse de los hombres que lo traicionaron y lo enviaron a la silla eléctrica. Finalmente el zombi es tiroteado por los mafiosos que quedaban vivos y el muerto viviente, vuelve a fallecer.

Probablemente lo más destable de la película es que es bastante innovadora para la época al proponer una reanimación de los muertos exclusivamente con métodos científicos, con el fin, además, de descubrir el propio significado de la muerte. Sin embargo, el argumento gira mayoritariamente en torno a la propia mafia y por momentos el tema del zombi, bastante indefinido y errático en su comportamiento, parece una anécdota.

En definitiva, una película que, ya a mediados de los años 30, proponía la reanimación con reconocidos métodos científicos, aunque tan solo se le aplica a una persona, por lo que tampoco parecen que exploten demasiado este hecho en un argumento propio de película de gangster.

Como se podrá entender, nada tiene que ver esta película con la reciente serie de televisión del mismo nombre "The walking dead" ni el cómic en el que está basada dicha serie.

Fragmentos (inglés):


Valoración:

(2009) La horde

La horde (the horde) es una película francesa grabada en 2009.

Con un inicio un tanto atípico para una película de este género, un grupo de policías corruptos quieren vengar la muerte de uno de sus compañeros. Los policías, que poco tienen que ver con los estereotipos habituales, acuden a un edificio abandonado en las afueras de  la ciudad, desde donde opera el grupo de delincuentes que ha asesinado a su compañero.

El edificio, de aspecto tétrico y pasillos oscuros infinitos, esconde algo más que a un grupo de asesinos habituales. En cuanto el grupo de policías encuentran a los criminales empieza una orgía de disparos que no acabará hasta el final de la película.

En medio del enfrentamiento entre ambos grupos, hace su aparición estelar el primer zombi que los ataca, haciéndolos huir y obligandolos a dividirse. Logran llegar a la terraza del edificio desde donde se dan cuentan la magnitud de la plaga zombi que está asediándolos. En este caso, no se mencionan los posibles motivos del apocalipsis zombi y los muertos vivientes son extremadamente rápidos y fuertes.

Se une al grupo  de policías y asesinos, un vecino ex-militar obeso, que los guiará a través de los pasillos más recónditos del edificio hasta llegar a un arsenal de armas y munición con granadas incluidas que tenía el conserje del edificio.

Armados hasta los dientes y cada vez más mermados y divididos intentan salir del edificio huyendo de los cientos de zombis que finalmente entran en él. Con escenas totalmente prescindibles que recuerdan a cualquier película de acción típica con su correspondiente super-soldado. Logran salir del edificio solamente dos, uno de cada bando, una vez fuera de peligro, recuerdan lo que los había llevado hasta allí, la venganza, y terminan por llevarla a cabo, evidenciando como en otras tantas películas de zombis, que al final los más dañinos son las propias personas y sus intereses.

Con un principio que parece prometer mucho, acaba siendo una película que por momentos pierde el sentido, con un argumento que recuerda claramente a otras del género y muchos disparos.

En definitiva, una película trabajada, con buenos efectos y buena fotografía que no ofrece ninguna novedad demasiado destacable al género, aunque puede resultar entretenida para los amantes de la acción.

Trailer (francés):


Valoración:

domingo, 15 de abril de 2012

(1943) Yo anduve con un zombie

Yo anduve con un zombie es un largometraje estadounidense rodado en 1943 y cuyo título original es "I walked with a zombie", donde encontramos una historia de zombis de la primera época, basada en el vudú, la brujería y la magia negra.

La historia es protagonizada y narrada por una enfermera canadiense que decide aceptar un trabajo como cuidadora de una enferma en las Antillas. Llega a una mistoriosa isla (presumiblemente Haití), a la lujosa residencia de un terrateniente azucarero y su familia (hermano, madre y mujer). Su trabajo se basará en asistir a la mujer del terrateniente, presa de una extraña enfermedad.

La mujer se encuentra ausente, como un autómata. El médico que la reconoce la diagnostica de una locura repentina, sin embargo, para los nativos y la propia madre del hombre, se trata de una zombi, de una muerta viviente. Precisamente esta interesante ambigüedad entre ciencia y magia estará presente durante toda la película. 

La enfermera, que se enamorará rápidamente del terrateniente, llevará a un ritual de vudú a la mujer enferma. Desde entonces, el hechicero intentará atraerla hasta él para romper el hechizo. Finalmente, no se sabe bien si por amor o por brujería, el hermano del terrateniente le clava una flecha en el pecho a la mujer enferma y se sumergen en el mar.

Lo mejor de la película probablemente sea cómo se juega en la historia con la ambigüedad entre ciencia y creencia, aunque hay espectos que no quedan demasiado claros. El director J. Tourneur  deja abierto temas que le suman interés a la propia trama.

Lo peor, creemos que puede ser que no termina de explotar la historia del fenómeno del vudú, de hecho, solo dos zombis salen en la grabación, la propia mujer y un siervo del hechicero. Igualmente, hay secuencias innecesarias en la trama y otras de más interés se pasan rápidamente, de esta forma, se le presta demasiada atención a acontecimientos intrascendentes, mientras que se pasa precipitadamente por otros de más interés.

En definitiva, una interesante película de zombis de la primera época, con una excepcional muerta viviente metida en su papel que pone momentos de tensión, en una película algo difusa que no termina de profundizar en el fenómeno zombi.

PD. En 2001 fue realizada una película denominada "Ritual", donde, a pesar de estar basada en esta historia orignal, no hay rastro de zombi alguno. 

Trailer (inglés):


Valoración:

sábado, 14 de abril de 2012

(1932) White Zombie

White Zombie (zombi blanco) es una producción estadounidense de 1932, también conocida en España como "La legión de los hombres sin alma", célebre por considerarse la primera película de la historia donde se incluyen zombis y cuya trama gira alrededor de este fenómeno.

La película, basada en la novela de 1929 "La Isla Mágica" de W.B. Seabrook, nos sitúa en Haití. Hasta allí llega una pareja de enamorados que deciden casarse en una casa colonial de aquella isla. Pronto tienen su primer encuentro con los zombis, en principio, muertos que han sido levantados por medio de brujería para realizar los trabajos del campo.

Todo parecía muy idílico, pero el dueño de la casa donde se alojan, un acaudalado hombre de negocios, está locamente enamorado de la bella joven que pretende desposarse. Desesperado, recurre a un malvado brujo para que le ayude a que la joven se olvide de su pretendiente y termine enamorándose de él. Para ello, deberá convertirla en un zombi. Mediante un brebaje en una flor, la joven cae presa de una extraña enfermedad que le provoca una aparente muerte repentina para posteriormente ser levantada.

El malvado brujo, con su propio ejército de zombis esclavos, traiciona al acaudalado hombre y pretende quedarse con la joven zombi. Sin embargo, sus planes son finalmente descubiertos por el hombre que se iba a casar con ella quien, con la ayuda de un misionero de la isla, logran acabar con el malvado tirano y la joven puede recuperarse del hechizo en brazos de su amor original.

La película es breve, algo más de una hora de duración, y ya se encuentra digitalizada y mejorada, algo que es de agradecer. La historia es interesante y llamativa. Los zombis locales están muy bien seleccionados y apesar de su discreta caracterización, son muy creíbles en su papel de muertos vivientes revividos.

El brujo es un excepcional Béla Lugosi que realiza un gran papel, aunque en la actualidad no es posible que no te recuerde en la película al Conde Drácula. Por otro lado, el pasteloso final, con la recuperación de la joven zombi, no deja de hacer dudar si realmente se trata de una películas de muertos vivientes o de hechizados.

En definitiva, este film marcará un hito en la línea argumental de las películas de zombis de los años posteriores como un proceso de brujería donde los muertos son levantados y esclavizados por ritos de vudú y magia negra. Pero no solo por su valor histórico es interesante White Zombie, sino que como historia y como película está bastante bien trabajada, con una trama tópica pero muy interesante y con evidentes intentos de ser una película innovadora en cuanto a la estética y a la fotografía. Sin duda, merece la pena verla para tener presente el pistoletazo de salida a las películas sobre muertos vivientes.

Película completa (inglés):


Valoración:

jueves, 12 de abril de 2012

(1988) El regreso de los muertos vivientes 2

El regreso de los muertos vivientes 2 es una película estadounidense de 1988, secuela de la clásica "El regreso de los muertos vivientes" grabada tres años antes. El título original del film es "Return of the Living Dead Part II" y en España también es conocida como "La divertida noche de los zombies".

En esta ocasión, la historia comienza con el traslado de los bidones de la sustancia "Trioxin" por parte de una caravana militar. Como era de esperar, uno de los bidones termina en el río de un pequeño pueblo. El barril lo abren dos jóvenes gamberretes de la zona y el gas tóxico reanimador de muertos los intoxica y contamina el cementerio cercano, filtrándose (como en la película anterior) gracias a la lluvia y produciendo el levantamiento de los muertos, aunque de forma mucho más controlada y menos espectacular que en la primera parte, aunque con muchas más notas de humor.

Una posible novedad es que el protanonista es un niño pequeño, de unos 10 años aproximadamente. Este chaval, junto a su hermana y otro joven que estaba en su casa, le hacen frente a los muertos vivientes. A ellos se les unirán momentaneamente dos pillos roba cadáveres y la novia de uno de ellos, que se encontraban en el cementerio y están también intoxicados.

Una curiosidad es que precisamente, esos dos actores son los mismos que protanonizaron en la primera parte la fuga en la empresa de suministros médicos (el aprendiz y el encargado). En esta ocasión, interpretando dos papeles totalmente distintos, se hace un guiño cuando el más joven afirma que todo esto ya lo ha vivido, que había soñado que los muertos se levantaban y que el otro hombre también estaba allí. Los dos personajes terminarán, al igual como en la primera película, comvertidos en zombis por la infección.

El niño, su hermana y el joven (que tendrá la típica tensión sexual con la hermana) logran huir, junto con el médico del pueblo y empiezan a deambular por una ciudad que ya ha sido desalojada por las autoridades militares. Es más, al intentar huir, son los propios militares los que les disparan al confundirlos con zombis (sí, en esta película los zombis aparecen conduciendo un coche). Finalmente, el grupo tiende una emboscada a los muertos vivientes en una central eléctrica y logran electrocutarlos a todos a lo "Tiburón".

La película es evidentemente menos fresca e innovadora que su predecesora. Los zombis aquí continúan pudiendo hablar y sin que los detenga un tiro en la cabeza. En esta película además, son los propios muertos vivientes, bastante bien conseguidos, los que aportan las notas de humor, algo que provoca situaciones muy entretenidas.

En definitiva, la historia en esta secuela se ha convertido en una comedia de aventuras adolescente con zombis cachondos de por medio. No está mal para echar un buen rato, aunque no debemos esperar nada demasiado rompedor ni innovador.

Película completa:


Valoración:

domingo, 8 de abril de 2012

(2003) Undead. "Los no muertos"

Undead es una película australiana de 2003 que mezcla zombis y extraterrestres, también es conocida en español con el título de "Los no muertos".

En el pueblo australiano de Berkeley comienzan a sucecer extraños sucesos: caen meteoritos, la lluvia se ha convertido en lluvia ácida, tubos de luz aparecen desde el cielo y lo que es peor, los muertos reviven con muchas ganas de carne humana. Todo parece obra de un supuesto intento de conquista extraterreste.

Un grupo de seis extraños termina reunido por azar en la casa de un peculiar vecino, con especiales dotes para las armas, a pesar de su apariencia de campesino chiflado. También forman parte del grupo una pareja de policías (uno de ellos especialmente deslenguado), una joven pareja que espera un hijo y nuestra protagonista principal, una joven del pueblo que ha decidido abandonarlo tras perder la granja de su familia.

En la casa de este peculiar campesino, tomado por loco porque había contado que había sido abducido, logran escapar del ataque de un numeroso grupo de zombis que han entrado en la casa. Se meten en un refugio nuclear que en está en el sótano (sin alimentos ni agua), sin embargo, después de un rato, la joven se pone de parto y deciden salir a buscar ayuda.

Una vez fuera, siguen luchando contra un ejército de muertos vivientes, a partir de ahí se suceden las abduciones de personajes y zombis que es un gusto. Nuestra protagonista se encuentra cara a cara con un alienígena que le explica que los abducidos (que se quedan espectacularmente colgados del cielo) están siendo sanados.

Aún así, al final la infección continúa una vez que los extraterrestes se han marchado, quedándose la protagonista en el pueblo para combatir y controlar la plaga de muertos vivientes que continúa extendiéndose tras la extraña epidemia de origen extraterrestre.

La historia en general es un poco rara, con el tema de los visitantes puedes acabar algo desconcertado, ya que mezcla muertos vivientes y alienígenas de forma no muy afortunada. Quizá llega el momento en que no sabes si estás viendo una película de zombis o una de alienígenas en plan "Contact", y esa dicotomía no le hace mucho bien.

Lo mejor, grandes efectos especiales y una buena fotografía. Sobre el humor, aunque existen muchas buscadas situaciones cómicas, llegan a ser a lo sumo momentos simpáticos.

En definitiva, una película extraña de zombis que mezcla muertos vivientes y alienígenas de forma no muy afortunada, unos conseguidos efectos y momentos en los que se puede esbozar una sonrisa.

Trailer (en inglés): 


Valoración:

sábado, 7 de abril de 2012

(1974) No profanar el sueño de los muertos

No profanar el sueño de los muertos es una producción italiana de 1974 cuyo título original es "Non si deve profanare il sonno dei morti" y con la dirección del español Jorge Grau. La película está ambientada en Inglaterra, por ello, se le conoce en inglés como "The Living Dead at Manchester Morgue", es decir, los muertos vivientes en la morgue de Manchester.

Un joven anticuario (George) se dirige a las afueras de Manchester para disfurtar de unas vacaciones en su moto. Tras un fortuito accidente, conoce a Edna, una joven que va a visitar a su hermana que vive en la zona. Edna deja la moto de George inservible y continúan el trayecto juntos, aunque George nunca llegará a su original destino de descanso.

Edna es atacada por un extraño hombre que terminará asesinando al marido de la hermana de Edna. La policía da por loca a la mujer e incrimina a la hermana (heroinómana) y a la propia pareja de protanonistas como autores del crimen.

George y Edna comienzan a investigar y se descubren que el hombre que vió Edna y que mató a su cuñado es un mendigo de la zona, pero que murió ahogado en un río cercano hacía una semana.

George pronto sospecha de lo que realmente está pasando. En una granja cercana están probando un método experimental contra los insectos de las cosechas, una máquina que emite radiaciones de ultrasonido y que afecta a los sistemas nerviosos más simples y primarios, como el de los insectos, provocando que éstos se devoren entre sí. George se da cuenta que ese ultrasonido (que cada vez se va extendiendo más) afecta a los bebés (convirtiéndolos en pequeños seres violentos) y de forma especial a los muertos recientes, ya que está provocando que se levanten hambrientos de carne humana para poder mantenerse con vida.

Los asesinatos se suceden y la policía sigue sin creer a George y Edna, cada vez más sospechosos para el prepotente y exaltado comisario de la policía que investiga el caso. En el cementerio, son testigos del levantamiento de más muertos vivientes y deben enfrentarse a ellos directamente, aunque las balas no valen para nada, se dan cuenta que la única forma de destruirlos es quemándolos, pero afortunadamente para ellos los zombis de la película son bastantes inflamables.

Finalmente, cuando George intenta salvar a Edna en el hospital, tras el ataque en el cementerio, aparece la policía que ve todo en llamas y el comisario no duda en disparar a George en su convencimiento de que todas las muertes las habría provocado el propio George por motivos satánicos o simplemente por locura.

Sin embargo, la ineptitud y desconfianza del comisario se verá castigada, pues, efectivamente, la radiación hará que George vuelva a la vida y ajuste cuentas con el malvado comisario.

La película está bastante bien rodada, entretenida, con logrados momentos de tensión y una historia bien narrada. Sin embargo, echamos en falta que se exprimiera el argumento de forma coherente (no aparecen animales revividos, por ejemplo) y que el final estuviera más cerrado respecto a la historia y no exclusivamente como una venganza.

En definitiva, una película bastante correcta en casi todos los sentidos que se convirtió en un nuevo exponente de la época de los zombis que se levantan por medio de la ciencia sin control con ganas de asesinar a todo el que encuentra.


Película completa:


Valoración:

viernes, 6 de abril de 2012

(1985) Re-Animator

Re-Animator es una película estadounidense de 1985 basada en una historia del célebre autor H.P. Lovecraft.

La película se centra en un controvertido estudiante de medicina, Herbert West que estudia en la Universidad de Zurich, junto a un importante investigador un posible suero que reanime a los muertos. Después de la extraña muerte del investigador, West es expulsado y recala en un hospital universitario estadounidense.

En el nuevo hospital, el extravagante estudiante tiene la intención de continuar con sus experimentos, mal vistos por sus colegas, pero igualmente codiciados. Termina viviendo con un compañero, también médico y en esa casa comienza a suministrar el suero a un gato muerto. Al ver que realmente funciona el suero reanimador, West convence a su compañero para dar el salto y probar el producto en cadáveres humanos.

La cosa se complica cuando observan que efectivamente el suero funciona, pero los muertos reviven con un comportamiento especialmente violento. West quiere seguir adelante como sea, le da igual los contratiempos que tenga que superar y no duda en decapitar a otro médico que ansiaba hacerse con sus hallazgos. Precisamente ese médico decapitado (y correspondientemente revivido) será el peculiar "malo" de esta película.

Finalmente, el malvado médico decapitado provoca el levantamiento de todos los muertos de la morgue del hospital, provocando una brutal reacción de los zombis que puede controlar gracias a haberles practicado lobotomías y que acabarán aparentemente con nuestro protagonista y con la novia del doctor que ayudó a West.

Re-Animator es una película bastante interesante, con unos personajes muy peculiares y con una trama sencilla de seguir y con algunas agradecidas sorpresas ante una historia aparentemente muy predecible. Destacamos, por ejemplo, la escena donde la cabeza decapitada, como siempre con la ayuda de su cuerpo, intenta abusar de la joven novia, mediante sexo oral.

Es una película donde se trata el tema de los zombis desde un punto de vista de la ciencia y los investigadores sin escrúpulos. Aunque no se detalle la composición del suero, éste es capaz de prolongar los procesos químicos de la vida, aunque sus resultados son ciertamente caóticos e impredecibles, sobre todo si el cuerpo lleva bastante tiempo muerto, por lo que es importante intentar suministrar cuanto antes (mediante inyección en el cerebro) el productor reanimador.

Con algunos momentos bastante gores, no deja de mantener la espectación. Sin embargo, quizá se podría haber explotado algo más el personaje de West y no siempre logra arrancar una sonrisa en los pretendidos momentos de humor.

En definitiva, una buena película, de culto para algunos aficionadas al gore, que trata de forma exclusivamente científica el tema de los muertos vivientes y cuya historia, personajes y efectos, la hacen muy recomendable de visionar.

Trailer (en inglés):


Valoración:

jueves, 5 de abril de 2012

(1985) El regreso de los muertos vivientes

El regreso de los muertos vivientes es una película estadounidense rodada en 1985 cuyo título original es "The return of the linving dead" y es considerada como un clásico por su originalidad y reinvención de la época del género zombi.

La película comienza con un joven que entra de aprendiz en una fábrica de compuestos médicos. El encargado de la empresa le explica que la película "La noche de los muertos vivientes" narra una historia que ocurrió de verdad, solo que lo que provocó que los muertos volvieran a la vida era un producto químico. Precisamente, le dice, que tienen allí guardado varios cadáveres que por error habían sido enviados por el ejército a aquella empresa.

Al mostrarle uno de ellos, le da un golpe y se produce un escape en el bidón donde estaba guardado el muerto, liberando un tóxico que infecta el ambiente y hace que se desmayen el encargado y su aprendiz. Cuando despiertan, se dan cuenta que ese producto ha provocado que un cadáver guardado en la cámara de la fábrica haya vuelto a la vida. Pronto se dan cuenta, junto al dueño de la fábrica avisado por el encargado, que no pueden matarlo destruyéndole el cerebro, por lo que deciden eliminarlo por completo.

Con la ayuda del embalsamador del depósito que se encuentra cerca de allí, logran quemar el cuerpo que no deja de moverse, aún descuartizado. Sin embargo, el humo de la cremación junto con la lluvia hará que el producto químico llegue hasta la tierra, levantando a los muertos enterrados en el cementerio anexo.

Un grupo de amigos, que espera al aprendiz a que salga de su jornada divirtiéndose en el cementerio,  se ven también envueltos en todo el embrollo y comienzan a luchar para lograr salvar sus vidas.

Finalmente, y después de que los zombis se coman a todo personal médico y de policía que se acerca por la zona, el dueño de la fábrica logra llamar al número de teléfono que viene impreso en el bidón militar que tuvo la pérdida. La llamada parece que la esperaban y el plan para solucionar la situación, claro y radical: misil nuclear al canto, se borra del mapa la zona, 4.000 muertos y problema zanjado.

Lo mejor de la película es su originalidad y frescura. La historia es interesante y presenta a unos zombis prácticamente indestructibles, inteligentes, que cooperan, hablan y su motivación es el cerebro humano. Incluso llegan a interrogar a una zombi que afirma que comen cerebros pues es lo único que les alivia el dolor de estar muertos.

Lo más negativo son algunas escenas innecesarias con el grupo de amigos punkis que cortan la trama original y la aparición de algunos tópicos de película comercial.

En definitiva, una película divertida que significó una vuelta de tuerca más en el mundo zombi. Son muchos los ingredientes que hace de esta película interesante de ver y todo un clásico, muy recomendable, exceptuando algunas escenas que podrían haberse evitado.

Trailer (en inglés):


Valoración:

(1990) La noche de los muertos vivientes (remake)

La noche de los muertos vivientes es un remake realizado en 1990 de la película del mismo nombre grabada en 1968 con el título original "Night of the living dead". En esta ocasión, la cinta, grabada ahora en color, no está dirigida por George Romero, sino por Tom Savini, encargado de maquillaje en varias películas de Romero que sí participará como guionista.

A pesar de estar basada claramente en la película original, en esta versión se han introducidos algunos cambios argumentales y en los personajes del film. Hay que destacar la evolución del personaje de Bárbara, que ahora tiene mucho más protagonismo en la trama y se muestra como un personaje fuerte y decidido, dejando atrás la asustadiza Bárbara de la versión original.

El argumento gira en torno a la misma historia que en la película de 1968, comienza con dos hermanos, Bárbara y Johny que se dirigen a dejar unas flores en un cementerio de Pensylvania, se encuentran con zombis y Bárbara logra huir a una granja cercana donde pronto llega Ben. Igualmente, se encuentran con los Cooper y con una pareja de jóvenes novios de la zona y parientes del dueño de casa que estaban escondidos en el sótano de la vivienda.

En esta ocasión la casa tiene un aspecto más rural, más auténtico que en la original, contando ahora con un presupuesto mucho mayor, algo que también se deja ver en la caracterización de los zombis y en los efectos especiales. Sin embargo, en esta versión no se habla tan claramente sobre los motivos por los que los muertos se han levantado.

Este grupo de desconocidos trata de sobrevivir al acoso de una multitud de muertos vivientes a la granja donde se resguardan. De nuevo, los jóvenes mueren al intentar coger gasolina, pero esta vez el enfrentamiento entre Cooper y Ben se intensifica, hasta el punto de intercambiar disparos después de que la hija de Cooper saliera como un zombi del sótano.

En el final de la película es cuando se notan más las diferencias con respecto a la versión original, ya que Cooper se refugia en el desván y Ben en el sótano (ambos heridos de gravedad), mientras que Bárbara logra salir de la casa a pie en busca de ayuda. Una vez que Bárbara vuelve a la casa con los cazadores de zombis, encuentran a Ben encerrado en el sótano, pero convertido en muerto viviente (no se sabe exactamente por qué), mientras que Cooper, que ha logrado sobrevivir a duras penas, se topa con Bárbara que sin pensárselo le planta un tiro en la cabeza por lo cabrón que había sido.

En esta ocasión, se ceban más con las represalias a los muertos vivientes y dan más asco, si cabe, que los propios zombis, ahondando así en la moraleja sobre el comportamiento humano.

Algunas otras diferencias que hemos encontrado respecto a la orginal son:
  • No se trata el tema del fuego con los zombis.
  • Se les da menos importancia a la información de la radio y la televisión.
  • Los zombis son más lentos, torpes y estúpidos, caracterizados de una forma a la que estamos más acostumbrados. También es destacable que en esta ocasión se les aprecia comiendo gusanos y ratas.
En definitiva, una película que, aunque no llega a la calidad de fotografía ni por supuesto a la originalidad de la versión de 1968, posee unas interesantes modificaciones que hacen necesario su visionado, ajustándose más, tanto la historia como los propios muertos vivientes a los años noventa cuando fue grabada.

Trailer (en inglés):


Valoración: