domingo, 12 de abril de 2015

(2010) Big Tits Zombie

Big Tits Zombie es una película japonesa producida en 2010. Su título original es "Kyonyū doragon: Onsen zonbi vs sutorippaa 5" y está basada en el manga denominado "Kyonyū doragon".

La filmación comienza con una muchachas rodeadas de zombis que luchan contra ellos con una katana y una sierra eléctrica. Poco después empiezan a narrarnos cómo han llegado hasta esa situación. Nos remontamos varios días antes, un grupo de bailarinas en mala situación laboral necesitan dinero urgentemente y un promotor que tiene deudas con las strippers les ofrece un trabajo en un spa en un pueblo perdido.

En aquel complejo lleno de hombres repulsivos, bailan, realizan luchas e incluso sirven como mesa para el sushi para el disfrute de sus ridículos clientes. No obstante, la tranquilidad del lugar se rompe cuando descubren una misteriosa puerta secreta tras la que se esconde un habitáculo donde, entre otras cosas, hallan "El libro de los muertos", un texto medieval maldito que al leerlo en voz alta provoca que los muertos vuelvan a la vida.

De esta forma, en su siguiente función las muchachas se encuentran con un público más que selecto, zombis todos sí, pero selecto. Una de las chicas es deborada cuando se volvió a meter en el habitáculo para buscar dinero y durante la actuación otra es mordida aunque consiguen refugiarse en su camerino. De las cuatro que siguen con vida, una parece que pierde la esperanza y se mete en el sótano donde encontraron el libro. Las otras tres, incluyendo la muchacha herida, escapan del spa en coche.

Una de las protagonistas ha reconocido al zombi del asesino de su hermana que a su vez ella misma mató. Las bailarinas supervivientes se dan cuenta de que la clave de todo está en la habitación y en el libro, por lo que vuelven hacia allí. Poco después la joven mordida termina muriendo y reviviendo como una zombi con un arma especial: un lanzallamas en la vagina -así tal cual-, sin embargo, antes de ser abatida por sus amigas les dice que para acabar con aquella locura deben sellar el "pozo de los espíritus".

La joven que se quedó en el spa tiene el libro maldito y con él es capaz de conrolar a los zombis. Se ha vuelto loca y dirige a los muertos vivientes contra sus compañeras. Empieza una lucha que nos remonta al comienzo. Una se encuentra con su hermana que fue asesinada que le muerde en el cuello. Aún así, entre las dos logran deshacerse de la horda de zombis del lugar y bajan hasta el sótano para encontrar el pozo. En aquel lugar está su ex amiga con el libro con la que lucha, quien a punto de morir invoca al diablo, pero del pozo sale el "ogro azul" que pide disculpas por lo sucedido, acaba con el levantamiento de los muertos y se lleva a la malvada. La historia finaliza varios días después, cuando la única superviviente vuelve a ver al promotor para cobrar su dinero.

"Big Tits Zombie" es una película mala, extraña, llena de color y de salpicones digitales de sangre -de hecho, tiene escenas grabadas para 3D-. La historia es una simple y absurda ocurrencia que sirve como excusa para mostrarnos una chicas de buen ver y muy poca ropa -a veces, ninguna- que realizan coreografías poco llamativas luchando contra zombis ridículos. Grabada en un tono cómico y desenfadado, tampoco logra enganchar por ahí al espectador, ya que a penas se puede llegar a esbozar alguna sonrisa en escenas concretas, como en la comentada escena del lanzallamas íntimo o ver por primera vez el ataque de sushi zombi.

Su argumento es extramadamente pobre y no tienes ni pies ni cabeza. Los personajes principales son bastante deprimentes y las actrices que las encarnan tampoco hacen demasiado para remediarlo. Respecto a la ambientación podríamos decir que es bastante justita y sobre la fotografía pues que tiene algunas escenas que visualmente son atrayentes y que no es de lo peor de esta adaptación de un cómic que no convence por ningún lado.

Una más a sumar a la lista de filmaciones que continúan la reciente moda de mezclar muchachas enseñando carne con los muertos vivientes, esta vez desde tierras asiáticas. Otros claros ejemplos son las películas de 2008 "Zombie strippers" y "Zombies! Zombies! Zombies! -Strippers vs Zombie- que tampoco se puede decir que destaquen por ser grandes obras maestras ni mucho menos.

Respecto a los muertos vivientes que aparecen en la producción, siguiendo la línea del resto de ingredientes, son mediocres, irrisorios y con un comportamiento que tacharlo de ridículo sería quedarse muy corto. Algo curioso es que de forma muy evidente son siempre los mismos zombis que aparecen una y otra vez en diversas escenas.

En definitiva, un producto sin demasiado interés recomendado únicamente a los que busquen ponerse burraco con unas strippers japonesas katana en mano. En ningún caso es una película que se pueda tomar en serio, de hecho, es de esas que si quieres terminarlas de ver hay que relajarse mucho y perdonárselo todo... afortunadamente su duración es solo de 73 minutos, algo bueno debía tener...

Trailer:


Valoración:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada