jueves, 22 de diciembre de 2016

(1984) Masacre en la isla de los zombies

Masacre en la isla de los zombies, originalmente titulada "Zombie Island Massacre" es una película estadounidense de terror producida por Troma y estrenada en 1984.

Un grupo de turistas que se encuentran disfrutando de sus vacaciones en el Caribe se embarcan en una excursión programada para visitar la isla de Sainte-Marie y conocer así las tradiciones de sus habitantes. El grupo llega a su destino ya de noche pero justo a tiempo de presenciar una popular ceremonia vudú ofrecida a los visitantes. En la ceremonia religiosa utilizan la sangre de una cabra para levantar al primer y único zombi que disfrutaremos en la filmación. Tampoco dura mucho este zombi en el mundo de los vivos ya que al poco tiempo el sacerdote vudú parece que se lo quita de en medio.

Después de la función, los turistas pretenden emprender el camino de vuelta hasta su hotel, sin embargo, el conductor de su autobús ha desaparecido misteriosamente y además han saboteado el propio vehículo, por lo que se ven obligados a buscar ayuda en plena noche. A partir de aquí, los personajes comienzan a ser atacados y asesinados por lo que parecen ser miembros de una violenta tribu autóctona. En efecto, algo o alguien les está poniendo trampas y los está eliminando mientras que no consiguen encontrar ayuda por ningún lugar... les quieren muertos y ellos no tienen ni idea del por qué.

Los supervivientes llegan hasta una mansión donde no encuentran a nadie allí, solo distintos libros en diferentes idiomas sobre canibalismo, pero la situación allí tampoco mejora demasiado pues les siguen atosigando y ejecutando. Con la aparición de un anciano se empieza a aclarar un poco la trama. Resulta que todo está provocado por cuestiones muchos más mundanas que las relacionadas con el vudú, los muertos vivientes o la magia negra. Todo aquello ha sido una cuestión de tráfico de drogas entre ese anciano y una de las mujeres que viajaba con el grupo de turistas. Pero el egoísmo de esa mujer ha provocado que casi todos sus acompañantes hayan muerto, a excepción de su traicionada pareja y de otra mujer. La filmación concluye con imágenes de la preparación de una excursión similar a esta pero con otros desgraciados turistas.

"Masacre en la isla de los zombies" es una película bastante mala, repetitiva, sin emoción, sin ritmo... y sin zombis, más allá de la aparición durante breves instantes al comienzo de un muerto revivido que es lo que hace que estemos comentando aquí esta producción, una producción que a todas luces ha utilizado un atractivo a la vez que engañoso título para captar ingenuos espectadores... y siempre considerando, claro está, que fuera una ceremonia real y no un simple teatro para engatusar a turistas.

La filmación tiene muy poco interés, alejada además del tono de parodia típico de Troma. Está llena de escenas irrelevantes en un guion estirado hasta la saciedad que apuesta mayormente por un goteo constante de muertes a lo "Viernes 13" -salvando las enormes diferencias- pero además sin que estas muertes resulten tampoco mínimamente espectaculares o llamativas.

Tampoco las actuaciones merecen demasiado la pena, forzadas y sin ninguna credibilidad. Ni los intentos de hacer alguna que otra broma resultan nada efectivos en esta película que, debido a su falso y grandilocuente título, podría confundirse con la filmación de 1981 conocida en español como "Masacre zombie" (originalmente "Le notti del terrore") o con la más reciente "Zombie Massacre".

En definitiva, una producción poco recomendada si buscas una historia de terror con algo de sentido y absolutamente nada recomendada si lo que quieres es ver un argumento con muertos vivientes de por medio. Como casi siempre en esta época, nos ofrece algo de destape para atraer al público masculino, pero muy poquito más.

Fragmento:


Valoración:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada